El secretario de Estado de Biden dice que su objetivo es revitalizar las alianzas y el liderazgo de EEUU

Por Humeyra Pamuk, Patricia Zengerle y David Brunnstrom

WASHINGTON, 19 ene (Reuters) – El candidato a secretario de Estado del presidente electo de Estados Unidos Joe Biden dijo el martes que trabajará para revitalizar la dañada diplomacia estadounidense y construir un frente unido para contrarrestar los desafíos planteados por Rusia, China e Irán.

En su audiencia de ratificación del cargo, un día antes de que el demócrata Biden tome el relevo del republicano Donald Trump, cuyo mandato se caracterizó por acciones unilaterales que a menudo molestaron a los amigos tradicionales de Estados Unidos, Antony Blinken dijo que trabajaría con aliados y con humildad.

«Tenemos una gran tarea por delante para restaurar, revitalizar esas relaciones. Creo que comienza… haciendo acto de presencia para empezar», dijo. «Algunos de nuestros aliados y socios cuestionan la sostenibilidad de nuestros compromisos en base a los últimos años y eso va a ser una montaña difícil de escalar».

Blinken, de 58 años, un veterano de la política exterior y confidente cercano de Biden, dijo que considera vital la labor de liderazgo de Estados Unidos, pero que también debe beneficiar a los ciudadanos de su país.

«Si queremos tener el apoyo (del pueblo estadounidense) para el liderazgo estadounidense, el compromiso de Estados Unidos en el mundo, tenemos que demostrar que realmente está mejorando sus vidas o evitando algo», dijo.

No ha habido ninguna indicación de que Blinken se enfrente a dificultades para ser confirmado por el Senado. A lo largo de la audiencia, recibió elogios de senadores de ambos partidos.

DESAFÍO DE CHINA

Biden se enfrenta a un mundo muy diferente del que dejó hace cuatro años como vicepresidente de Barack Obama. China tiene un papel global más importante, desde las instituciones multilaterales hasta la asistencia al desarrollo en África y América Latina. Los lazos entre Washington y Pekín se han deteriorado y se encuentran en el peor momento desde hace décadas.

Blinken dijo que «no hay duda» de que China es el desafío más importante para Washington de todas las naciones.

Según Blinken, Trump tenía razón al adoptar una postura más dura con China, aunque no estuviera de acuerdo con todos sus métodos, y el nuevo secretario de Estado respaldó la valoración que hizo el martes el Gobierno de Trump según la cual el Partido Comunista Chino estaba cometiendo un genocidio contra los uigures musulmanes en Xinjiang.

El desafío planteado por Rusia, que ha sido acusada de interferir en las elecciones de 2016 en Estados Unidos y de un gran ciberataque a la Administración de Estados Unidos el año pasado, era una de sus prioridades, dijo Blinken.

También indicó que la Administración Biden tiene la intención de revisar la estrategia y política de Estados Unidos hacia Corea del Norte y consultar estrechamente con los aliados sobre cómo hacer que Pionyang regrese a las negociaciones con el fin de convencerlo de que abandone sus programas nucleares y de misiles balísticos.

En cuanto a Irán, Blinken dijo que Estados Unidos está «muy lejos» de volver a unirse al pacto nuclear de 2015 en el que Irán restringió su programa nuclear a cambio del levantamiento de sanciones. Trump se retiró del acuerdo en 2018, argumentando que no iba lo suficientemente lejos.

(Información de Humeyra Pamuk, Patricia Zengerle y David Brunnstrom; editado por Grant McCool y Rosalba O’Brien; traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0J0GP-BASEIMAGE

Compruebe también

Oposición húngara elige candidato para enfrentar a Orbán

Oposición húngara eligió al independiente Péter Márki-Zay este domingo en primarias para ser el rival del primer ministro Viktor Orbán