«Actúen en grande» ahora para salvar economía, después preocuparse de deuda: Yellen en audiencia

Por David Lawder y Andrea Shalal

WASHINGTON, 19 ene (Reuters) – Janet Yellen, la candidata del presidente electo Estados Unidos Joe Biden para dirigir el Departamento del Tesoro, instó el martes a los legisladores a «actuar a lo grande» con su próximo paquete de ayuda para el coronavirus, agregando que los beneficios superan los costos de una mayor carga de deuda.

En más de tres horas en la audiencia de confirmación, la expresidenta de la Reserva Federal presentó una visión de un Tesoro más fuerte que actuaría de manera agresiva para reducir la desigualdad económica, combatir el cambio climático y contrarrestar las prácticas injustas de comercio y subsidios de China.

Los impuestos a las empresas y a los ricos eventualmente deberán aumentar para ayudar a financiar los ambiciosos planes de Biden para invertir en infraestructura, investigación y desarrollo y capacitación de trabajadores para mejorar la competitividad de la economía estadounidense, aseguró a los legisladores.

Pero eso sólo vendría después de frenar la pandemia -que ha matado a más de 400.000 personas en el país- y la devastación económica que produjo.

Yellen dijo que su tarea como jefa del Tesoro será ayudar a los estadounidenses a soportar los últimos meses de la pandemia de coronavirus a medida que la población se vacuna y reconstruir la economía para hacerla más competitiva y crear más prosperidad y más empleos.

«Sin más acciones arriesgamos una recesión más prolongada y dolorosa ahora y con cicatrices a largo plazo de la economía más adelante», afirmó.

Yellen dijo que el alivio por la pandemia tendría prioridad sobre los aumentos de impuestos, pero aseveró que las empresas y los ricos, que se beneficiaron de los recortes de impuestos lanzados por los republicanos en 2017, «deben pagar su justa parte».

Sorprendió a algunos senadores y a Wall Street cuando dijo que el Tesoro consideraría la posibilidad de gravar las utilidades de capital no realizadas, a través de un mecanismo de «valor de mercado», así como otros enfoques para aumentar los ingresos.

Yellen también dijo que el valor del dólar debe ser determinado por los mercados, en abierta contraposición del deseo del presidente saliente Donald Trump de una moneda estadounidense más débil.

«Estados Unidos no busca una moneda más débil para obtener una ventaja competitiva y debemos oponernos a los intentos de otros países de hacerlo», aseguró.

Biden, que tomará posesión del cargo el miércoles, esbozó la semana pasada una propuesta de programa de estímulo por 1,9 billones de dólares, argumentando que se necesita una inversión audaz para poner en marcha la economía y acelerar la distribución de vacunas a fin de controlar el virus.

Consultada sobre qué desembolsos entregarían los mayores frutos, Yellen afirmó que el gasto en la salud pública y vacunaciones generalizadas era el primer paso. Extender la ayuda por desempleo y la nutrición, conocida como cupones para alimentos, debería ser lo siguiente, agregó.

«Ni el presidente electo ni yo proponemos este paquete de ayuda sin tomar en consideración la carga de la deuda del país. Pero ahora mismo, con las tasas de interés en mínimos históricos, lo más inteligente que podemos hacer es actuar a lo grande», afirmó Yellen a la Comisión de Finanzas del Senado.

Agregó que pese a que la cantidad de deuda en relación con la economía ha aumentado, la carga de los intereses, esto es la cantidad que el Tesoro paga por el servicio de la deuda, no lo ha hecho, debido a un ambiente de tasas de interés más bajas. Afirmó que seguirá de cerca esa métrica a medida que la economía se recupera.

Yellen calificó el cambio climático como una «amenaza existencial» para la economía de Estados Unidos y dijo que nombraría a un funcionario de alto rango del Tesoro para supervisar el problema y evaluar los riesgos sistémicos que representa para el sistema financiero.

Añadió que se necesitaba inversión en tecnologías limpias y vehículos eléctricos para reducir las emisiones de carbono, mantener competitiva la economía del país y proporcionar buenos empleos para los trabajadores estadounidenses.

Además dijo que China era el competidor estratégico más importante de Estados Unidos y resaltó la determinación del gobierno de Biden de tomar medidas enérgicas sobre lo que denominó las «prácticas abusivas, injustas e ilegales» del gigante asiático.

(Reporte de David Lawder, Andrea Shalal, Ann Saphir y David Shepardson, Reporte adicional de Trevor Hunnicutt, Editado en Español por Javier Leira y Manuel Farías)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0I1NX-BASEIMAGE

Compruebe también

JD Sports comprará una participación del 80% en el minorista online español Deporvillage

28 jun (Reuters) – JD Sports Fashion dijo el lunes que su unidad española comprará …