Twitter suspende cuenta a Donald Trump de forma permanente

Twitter anunció este viernes (08.01.2021) que suspendió permanentemente la cuenta en la red social del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, ante «el riesgo de una mayor incitación a la violencia» por su parte.

La cuenta personal de Trump en la red social, @realDonaldTrump, que ha sido una de sus herramientas más poderosas de Gobierno durante los últimos cuatro años, aparece en blanco, sin siquiera las fotos de perfil del presidente, y con el mensaje «cuenta suspendida».

«Tras una revisión minuciosa de los tuits recientes de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia», indicó Twitter en un comunicado publicado en su blog oficial.

La red social ya suspendió temporalmente este miércoles la cuenta de Trump durante doce horas, después de que el presidente justificara en un tuit el asalto al Capitolio por parte de sus simpatizantes, que resultó en cinco muertos, al menos trece policías heridos y todo tipo de destrozos en la sede del Legislativo.

«Dejamos claro el miércoles que cualquier violación adicional de las reglas de Twitter resultaría potencialmente en esta misma medida», añade el comunicado.

Tras recuperar su cuenta, Trump tuiteó este jueves un video en el que condenaba el asalto al Capitolio y reconocía la derrota en las elecciones de noviembre, y este viernes emitió otros dos mensajes.

Fueron esos dos tuits los que llevaron a Twitter a tomar la decisión que quitarle permanentemente la cuenta a Trump, tras concluir que violaban su política sobre la glorificación de la violencia.

En el primero de esos tuits, Trump declaró: «Los 75.000.000 de grandes patriotas estadounidenses que votaron por mí, ESTADOS UNIDOS PRIMERO y HACER A ESTADOS UNIDOS GRANDE OTRA VEZ, tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro».  

«¡No se les faltará el respeto ni serán tratados injustamente de ningún modo, manera o forma!», agregó. 

«Planes de futuras protestas armadas»

En el segundo, el mandatario saliente anunció: «A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero», en referencia a la investidura del presidente electo, Joe Biden.

Twitter consideró que el anuncio de que no irá a la investidura «lo están recibiendo muchos de sus seguidores como una confirmación de que las elecciones no fueron legítimas y como una marcha atrás de su compromiso previo» con una «transición ordenada» el 20 de enero.

Además, ese tuit también «puede servir como aliento a quienes puedan estar considerando actos violentos (al dejarles claro) que la investidura sería un objetivo ‘seguro’, porque él no asistirá», añadió Twitter.

La red social recordó que ya han empezado a difundirse, dentro y fuera de Twitter, «planes de futuras protestas armadas, incluida una propuesta para un ataque secundario al Capitolio de EE.UU. y edificios de capitolios estatales el día 17 de enero».

«El uso de las palabras ‘patriotas estadounidenses’ (en el primer tuit) para describir a algunos de sus seguidores también se está interpretando (en la red) como apoyo a aquellos que cometieron actos violentos en el Capitolio», continuaron los responsables de la red social.

Por último, indicaron que la promesa de que sus seguidores tendrán una «VOZ GIGANTE en el futuro» y que «no se les faltará el respeto» se está tomando en las redes como una señal de que Trump «no planea facilitar una ‘transición ordenada'», sino seguir «apoyando, empoderando y escudando a quienes creen que ganó las elecciones».

Se trata de una medida extraordinaria por parte de Twitter, que durante años se negó a censurar tuits de Trump por considerar que estaban en el interés público dada su condición de presidente, pero recientemente empezó a etiquetarlos con advertencias de que contradecían los hechos o datos oficiales, sobre todo en lo relativo a los resultados de las elecciones de noviembre. 

Trump piensa crear su propia red social

Al conocer la noticia, Trump condenó la decisión de Twitter y dijo que se plantea crear su propia plataforma para difundir sin filtros sus mensajes.

«¡No nos silenciarán!», exclamó Trump en un comunicado distribuido por la Casa Blanca después de que Twitter anunciara que le había privado definitivamente de su cuenta personal en la red social, @realDonaldTrump.

«Predije que esto ocurriría. Hemos estado negociando con varios sitios más, y tendremos un gran anuncio pronto, mientras miramos también las posibilidades de construir nuestra propia plataforma en un futuro cercano», añadió.

El mandatario saliente dijo que Twitter «ha ido más y más lejos a la hora de prohibir la libertad de expresión», y les acusó de haberse «coordinado con los demócratas y la izquierda radical» para eliminar su cuenta.

«Me han silenciado a mí y a USTEDES, a los 75 millones de grandes patriotas que votaron por mí», subrayó Trump, que también se quejó de las protecciones de las que disfrutan Twitter y otras redes sociales, que les eximen de consecuencias legales por lo que publican terceras partes en sus sitios web

La medida de Twitter priva a Trump de su principal megáfono, una cuenta con la que ha emitido más de 55.000 mensajes durante más de once años y que contaba con 89 millones de seguidores.

Juicio político a Trump

Ante los acontecimientos del Capitolio, la mayoría demócrata en la Cámara Baja de EE.UU. planea acusar el próximo lunes al presidente Trump, por «incitar una insurrección», lo que desataría el proceso para un juicio político que podrían derivar al Senado a mediados de la próxima semana, informaron varios medios.

El último borrador de la resolución de juicio político («impeachment», en inglés), obtenido por la cadena CNN, menciona un único cargo contra Trump, el de la «incitación a una insurrección» y pide inhabilitarle para ocupar futuros cargos políticos.

«Donald John Trump cometió graves delitos y faltas al incitar deliberadamente la violencia contra (una de las ramas de) el Gobierno de los Estados Unidos», indica el borrador, del que también informan las cadenas ABC y NBC News.

Los demócratas planean presentar el lunes ese cargo, conocido como artículo para un juicio político, lo que les permitiría programar un voto rápido sobre el tema en el pleno de la Cámara Baja para mediados de la próxima semana, aunque todavía no hay una decisión definitiva al respecto, según CNN.

En un juicio político, la Cámara de Representantes es la encargada de acusar formalmente al presidente con los cargos, en un voto del pleno, mientras que es el Senado quien se encarga de evaluarlos y decidir si destituye al mandatario, para lo que se requiere una amplia mayoría de dos tercios.

El dilema al que se enfrentan los demócratas en la Cámara Baja es que, si comienzan el proceso el lunes, cuando solo quedarán nueve días de Presidencia de Trump, lo más probable es que el juicio político en sí no se celebre en el Senado hasta que el presidente electo, Joe Biden, ya esté en el poder, explicó CNN.

Aunque una condena a Trump en el Senado más allá del 20 de enero ya no conseguiría destituirle, los demócratas se plantean que el juicio incluya su inhabilitación para ocupar futuros cargos políticos.

El borrador redactado por los demócratas llama a su destitución y su «descalificación para ocupar y disfrutar de cualquier cargo de honor, confianza o beneficio bajo los Estados Unidos».

Los demócratas están a punto de retomar el control del Senado tras ganar esta semana los dos escaños que estaban en juego en Georgia, pero aún no está claro cuándo exactamente tomarán posesión esos dos nuevos senadores y si será antes del 20 de enero, cuando Biden llegará al poder.

La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, ha asegurado que iniciará el proceso para un juicio político si el vicepresidente Mike Pence no actúa inmediatamente para destituir a Trump según el proceso establecido en la enmienda 25 de la Constitución, algo que parece muy improbable.

Notiespartano/DW.com/EFE

Compruebe también

Montaña de lava destruye zona residencial de La Palma

Montaña de lava que avanza lentamente hacia la costa. El material audiovisual también muestra la lava vertiéndose en una piscina