Costa Rica anota en 2020 récord de decomisos de cocaína y marihuana

FOTO DE ARCHIVO. Un policía costarricense mira paquetes de cocaína durante una conferencia de prensa en San José el 21 de mayo de 2003. La policía costarricense, en una operación conjunta con la DEA y la policía montada canadiense, interceptó a un canadiense que viajaba en un barco de vela, con 1,360 kilos de cocaína, el 20 de mayo. REUTERS/Juan Carlos Ulate

SAN JOSÉ, 9 ene (Reuters) – Costa Rica cerró el 2020 con la mayor cantidad de cocaína y marihuana incautadas en su historia, al decomisar 71,2 toneladas de droga, dijeron autoridades del país centroamericano, explicando que el récord se logró por un aumento de la producción en Colombia y mayores capacidades policiales en casa.

El año pasado, las autoridades se hicieron con 56,7 toneladas de coca, un aumento del 56% versus 2019 y tres veces más que en 2017, lo que muestra el constante crecimiento del trasiego de droga hacia el norte a través de Centroamérica y el Caribe.

Además, el año pasado se confiscaron 14,4 toneladas de marihuana, un 45% más que en 2019 y casi el doble de lo asegurado en 2017, de acuerdo a cifras divulgadas días atrás.

«Los hechos políticos en años recientes en Colombia han provocado una sobreproducción, pero también tenemos ahora mejores estrategias de coordinación interna y autoridades de Panamá, Estados Unidos, Colombia y países europeos receptores», explicó a Reuters Eduardo Solano, viceministro de Seguridad.

La superficie sembrada de hoja de coca en Colombia, el mayor fabricante de cocaína en el mundo, ha ido en franco crecimiento desde 2013, cuando iniciaron las negociaciones de paz con la ahora desmovilizada guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que finalmente si firmó a fines de 2016.

La mayoría del tráfico de drogas en territorio costarricense está en manos de organizaciones locales que trabajan para grupos extranjeros, sobre todo los poderosos cárteles mexicanos, explicaron autoridades.

Esto se ha reflejado en la tendencia de las detenciones: antes se aprehendían más colombianos o ecuatorianos y más costarricenses o nicaragüenses, detalló Solano.

Las capturas de la droga y de traficantes, sin embargo, no impactan a las grandes organizaciones, opinó el especialista Osvaldo Henderson, exfiscal de Crimen Organizado y consultor de organizaciones internacionales en materia de narcotráfico.

«Los decomisos no se pueden ver como un trofeo porque eso funciona con lógica de mercado: lo que intercepta la policía es sólo una parte de una cifra negra y eso hará que suba el precio en las zonas de consumo y que se beneficien los grupos criminales», explicó Henderson.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Perú cremó restos del terrorista Abimael Guzmán

El gobierno de Perú cremó este viernes el cadáver del líder del grupo armado maoísta …