Asfixia autoerótica: cuando la masturbación puede ser fatal

Se calcula que en Estados Unidos entre 500 y 1.000 personas mueren al año por practicar la asfixia autoerótica. Todos víctimas del placer. La causa más común de la muerte es el estrangulamiento y asfixia con bolsas de plástico durante la masturbación. Se trata de una obsesión por generar una situación de anoxia (falta de oxígeno) en el cuerpo que incrementa el placer sexual.

“La falta de oxígeno en la corteza cerebral también genera pérdida de lucidez y alucionaciones que podrían emular la acción de algunas drogas y aumentar la sensación de placer”, indica la forense  Anny Sauvageau. El 90% de estas muertes por asfixia autoerótica –catalogada como una parafilia relacionada al masoquismo sexual– corresponden a hombres y el 10% a las mujeres. La mayoría son menores de cuarenta años de edad en el momento de la muerte, pero algunos comienzan la práctica en la pubertad.

 asfixia autoerotica 1

La peligrosa actividad se caracteriza por practicarse de manera solitaria. Las personas buscan un lugar privado o aislado y se someten a ésta cuando se encuentran solos. John Bancroft, consultor clínico en el Hospital Real de Edimburgo, señaló a El País de España que el peligro de la práctica se ve agravado por el hecho de que es un comportamiento secreto: “Si algo va mal, no hay nadie a rescatarte”. Sin embargo, algunas parejas suelen practicarlo en juego sexuales relacionados con la esclavitud, dominación y sadomasoquismo. El auto-ahorcamiento es el método más común que se observa entre los casos fatales y uno de los grandes peligros de asfixia sexual es que puede provocar un ataque al corazón.

 asfixia autoerotica 2

Según la forense Anny Sauvageau, citada en el libro La ciencia del sexo, las víctimas mortales suelen encontrarse en el suelo de sus habitaciones o baños con la cabeza dentro de bolsas, cuerdas o cinturones alrededor del cuello. Entre los patrones de las víctimas que mueren mientras practican la asfixia autoerótica están la posesión de material erótico, alcohol y drogas en la sangre, muestra de haber inhalado sustancias asfixiantes y en ocasiones vestidos con ropa interior femenina, elementos sadomasoquistas y signos claros de no ser un suicidio. Por ejemplo, estas muertes nunca tienen una nota de suicidio y sus víctimas no presentan  antecedentes de depresión. Además planean un mecanismo de auto-rescate para revertir la presión del cuello y evitar todo tipo de marcas o heridas.

La asfixia autoerótica no es una práctica aceptable dentro del comportamiento sexual. Quienes han sobrevivido a esta parafilia, como único camino para llegar al orgasmo, deben ser tratados por un especialista.

Notiespartano

Compruebe también

El arte de mantener la química sexual viva

Cuando inicias una relación, generalmente los primeros actos sexuales son fantásticos; hay mucho deseo, excitación y …