China intensifica las restricciones de COVID cerca de Pekín ante el aumento de infecciones

Por Lusha Zhang y Gabriel Crossley

PEKÍN, 6 ene (Reuters) – Las autoridades chinas impusieron el miércoles restricciones a los viajes y prohibieron las reuniones en la capital de la provincia de Hebei, que rodea a Pekín, en una nueva ampliación de las medidas para evitar otra ola de coronavirus.

La provincia, que entró en «modo de guerra» el martes, fue responsable de 20 de los 23 nuevos casos de COVID-19 transmitidos por vía local que se notificaron en la China continental (excluyendo las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao) el 5 de enero, por encima del total de 19 casos en la provincia en los tres días anteriores.

Hebei también representó 43 de los 64 nuevos casos asintomáticos, es decir pacientes que han sido infectados con el virus SARS-CoV-2 pero que no muestran síntomas de COVID-19.

La capital de Hebei, Shijiazhuang, una ciudad de 11 millones de habitantes que notificó 19 casos confirmados y 41 asintomáticos, intensificó las iniciativas contra el virus. Se requerirá a todos los viajeros una prueba negativa de ácido nucleico COVID-19 durante las últimas 72 horas antes de abordar un tren o un avión, según una declaración del Aeropuerto Internacional de Shijiazhuang Zhengding realizada el miércoles.

La ciudad también ha lanzado una campaña de pruebas masivas, ha cerrado su principal terminal de autobuses de larga distancia, ha prohibido las reuniones y ha ordenado que los complejos residenciales no permitan el acceso a los no residentes. Las entregas de paquetes en Shijiazhuang han sido suspendidas durante tres días.

El número total de nuevos casos en el territorio continental, incluidos los procedentes del extranjero, se redujo a 32, frente a los 33 del día anterior, cifras reducidas en comparación con las que se registraron en China en el momento más álgido del brote que surgió en la ciudad central de Wuhan a finales de 2019. El país no cuenta a los pacientes asintomáticos como casos confirmados de COVID-19.

China sigue adoptando medidas enérgicas para prevenir otra ola de la enfermedad que ha matado a 4.634 personas en China y a casi 1,9 millones en todo el mundo.

Las autoridades de Dalian, en la provincia de Liaoning, donde se han notificado nuevos casos locales de infecciones por COVID-19 en los últimos días, también prohibieron a los residentes de las zonas designadas como de riesgo medio o alto para la enfermedad que salieran de la ciudad. Se dijo a los residentes que no vivían en esas zonas que se abstuvieran de hacer viajes innecesarios fuera de Dalian.

Los gobiernos provinciales y municipales suelen aplicar una combinación de medidas que incluyen la realización de pruebas en masa, el cierre de escuelas y la restricción de los viajes de quienes se encuentran en zonas con un grupo de nuevos pacientes de COVID-19. Los funcionarios de aduanas chinos también realizan inspecciones de rutina de los bienes importados para comprobar si hay rastros de coronavirus.

Al mismo tiempo, China ha tratado de dar nueva forma a su argumentación sobre cuándo y dónde comenzó la pandemia, y los altos cargos señalan estudios que, según ellos, muestran que la enfermedad surgió en múltiples regiones. Pekín también ha rechazado las acusaciones de mala conducta o mala gestión del brote de COVID-19 en el país.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el martes que estaba «muy decepcionado» por el hecho de que China todavía no haya autorizado a un equipo de expertos internacionales a examinar los orígenes del coronavirus en el país.

El equipo de 10 personas debía salir a principios de enero para investigar los primeros casos del coronavirus. Dos miembros ya habían partido, pero posteriormente han regresado u optado por ir a un tercer país, según el jefe de emergencias de la OMS, Mike Ryan.

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino no respondió inmediatamente a una solicitud de Reuters para que comentara la imposibilidad del equipo de la OMS de entrar en China.

(Información de Jing Wang y Andrew Galbraith en Shanghai, Gabriel Crossley en Beijing; información adicional y redacción de Se Young Lee; Edición de Jacqueline Wong y Gerry Doyle, traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH050EH-BASEIMAGE

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH050EI-BASEIMAGE

Compruebe también

Nikolas Cruz se declara culpable de asesinar a 17 personas en la masacre de Parkland

Nikolas Cruz se declaró culpable este miércoles ante una jueza de EE.UU. De matar el …