Los hombres con barba, ¿en riesgo por coronavirus?

Si algo ha destacado en este 2020 ha sido, sin lugar a duda, la aparición del nuevo coronavirus Covid-19. La vida de millones de personas alrededor de todo el mundo ha cambiado drásticamente, no solo a consecuencia de los confinamientos y cambios sociales a los que nos hemos visto obligados, sino también en el ámbito de la higiene. Así pues, además de lo recomendado por las distintas autoridades sanitarias en materia de desinfectantes, mascarillas o lavado de manos, aún nos siguen surgiendo numerosas dudas en este ámbito. Y una de las más buscadas este año en internet ha sido: ¿Supone llevar barba una mayor facilidad para contraer el Covid-19?

El Covid-19 ha sido como una jarra de agua fría para que fuésemos conscientes de las bacterias, microbios y distintos elementos que se encuentran a nuestro alrededor y que nos pueden hacer enfermar. Y si bien es cierto que siempre se ha relacionado el ponerse en contacto con tales elementos a través de tocar superficies y distintos objetos, realmente incluso las prendas de ropa y las suelas de los zapatos pueden ser portadoras de virus. No obstante, hemos de señalar que el contagio, no ya solo del Covid-19, sino de cualquier otra enfermedad, no es tan fácil y simple si se mantienen las medidas de higiene recomendadas.

En lo respecta a la gran duda que, a día de hoy, se despierta en aquellos hombres que llevan barba, Álex Moreno, CEO de Mr. Shave, alerta de que sí puede ser un riesgo llevar barba, pero siempre y cuando se haga una higiene adecuada, se lleve un correcto mantenimiento y se mantengan las recomendaciones de los médicos, no hay por qué alarmarse. Además, es de recordar que existen varios estudios publicados en los que se concluye que, normalmente, los hombres que se afeitan tienen mayores probabilidades y riesgos de entrar en contacto con bacterias y microbios.

Efectivamente, según reveló el diario británico Independent, a pesar de que la realidad es que tanto las personas con barba como las personas afeitadas están expuestas a distintos elementos que pueden causar enfermedades e infecciones, son numerosas las bacterias que sobreviven más tiempo y mejor en los rostros afeitados, precisamente como consecuencia de la micro abrasión que provocan las cuchillas de afeitar; ya que esa alteración del cutis facilita el aumento y el establecimiento de gérmenes en nuestros rostros.

Ahora bien, no obstante, todo lo expuesto hasta este momento, lo cierto es que la barba sí que puede suponer un mayor riesgo de contraer coronavirus Covid-19, no porque sea un lugar propenso a la acumulación y reproducción de bacterias, sino porque, dependiendo del tipo de barba, estas pueden ser contraproducentes o restar eficacia al uso de las mascarillas. Es más, ya en 2017 el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) advirtió que la barba puede dañar los filtros de las mascarillas, rompiendo el sellado de las mismas, volviéndolas de esta forma, prácticamente, inservibles.

De este modo, actualmente, son varias instituciones, estudios y autoridades sanitarias las que recomiendan evitar la barba para asegurar la eficacia de las mascarillas, siendo el motivo principal los últimos estudios que demuestran que el Covid-19 se contagia por medio de aerosoles, es decir, a través del aire, por lo que, si la mascarilla no está bien sellada y ajustada a nuestro rostro, el riesgo de contagio o de contagiar es mayor.

Así, la Agencia Ejecutiva para la Salud y Seguridad de Reino Unido (HSE) ha afirmado que la barba “hace que sea imposible sellar bien la mascarilla en el rostro”, y así el afeitado puede ayudar a prevenir “la fuga de aire contaminado alrededor de los bordes de la mascarilla y hacia los pulmones”.

Sin embargo, si a pesar de lo anterior, queremos o debemos continuar llevando barba, vamos a facilitar una serie de consejos para hacerlo de la manera más segura:

En primer lugar, lo primordial es ajustar adecuadamente la mascarilla a nuestro rostro. Así pues, si tenemos barba, deberemos asegurarnos de que esta no es tan larga y tupida como para impedir un correcto sellado. Por ello, recomendamos recortarla o aportar un plus de sellado a la mascarilla mediante cintas aislantes o productos que favorezcan la adhesión al rostro.
En segundo lugar, y repitiendo las recomendaciones sanitarias, deberemos evitar tocarnos el rostro y la barba con la frecuencia a la que estamos acostumbrados.
En tercer lugar, otro tip que puede ser útil para nuestra barba en tiempos de Covid-19 es el de recogernos la barba con pequeñas gomitas de pelo, para así facilitar que la misma no caiga por debajo de la mascarilla, y obtener el sellado máximo de esta.
Y, por último, a pesar de que la barba no sea un foco de contagio en sí misma, más vale prevenir que curar, por lo que deberemos aumentar la frecuencia de la limpieza y cuidado de nuestra barba

Compruebe también

Experto epidemiólogo descarta que ómicron vaya a poner en jaque a China

El epidemiólogo chino Zhan Wenhong, la voz más reconocida en el país asiático durante la …