¡Palo Abajo! PIB (MENOS) -24,78 % por José Angel Borrego

Ese es el pronóstico (¿o presagio?) de “Torino Capital” para el PIB de Venezuela en el 2021. Seguramente el macro-economista Nicolás Maduro lo desmiente sustentándose en sus propios guarismos, devenidos estos de análisis que realiza (lo ha dicho) en solitario y luego los comunica al país. De verdad quisiéramos que el optimismo de Maduro se tradujera en (alg)una realidad.

El PIB de Venezuela lleva unos diez años contrayéndose. En principio tímidamente y desde hace 7 años puso la sobremarcha y enrumbó hacia una profunda sima cuyo fondo nadie presume. ¿La razón? Lo hemos dicho: importamos infinitamente más de lo que exportamos. Como nuestra mono-economía se apalanca en petróleo y este producto ha claudicado como facilitador, el PIB va enterrándose aceleradamente sin que ninguno de los economistas afectos al régimen pueda detener esa desescalada, sencillamente porque no saben cómo hacerlo. El “know-how” está años luz de sus mentes parvularias. Basta imaginar que algo tan serio como la economía del país esté en manos de aquél Ministro de Finanzas que fue raspado por Eladio Lares en “Quién quiere ser millonario” porque no respondió ni la primera pregunta de Nivel de Kindergarten. (Su señora madre en el programa moría de vergüenza)

El desplome del PIB es conjurable. No aplanable por ahora, pero sí es posible colocarle mallas para que su descenso no sea tan brusco y traumático.

Menos 24,76 % significa que el año que empuja la puerta para entrar a nuestras depauperadas vidas, contraerá en una cuarta parte más la esmirriada economía del país y por combustión espontánea ese estimado se duplica como mínimo para el trabajador. Solo el especulador vadea los efectos de esta corrosiva tendencia.

¿Qué hacer? Buena pregunta. “Torino Capital”, la agencia que establece estos parámetros, no osa nadar en aguas tan profundas. Ellos, como todos los escritorios económicos del país y otros, saben que el joropo llegó y nos sorprendió sin alpargatas. Pero hay soluciones. Las hemos conocido y a su vez las transferimos a cupulares afectos del régimen pero tenemos la impresión de que nadie tiene intención de ayudar a Nicolás.

Hay una propuesta en el ambiente que en seis meses revierte la tendencia bajista del PIB, o como mínimo, impide que el PIB continúe en su rol de parca y sepulturero de los venezolanos.

JoséAngelBorrego

Compruebe también

Demagogia en la frontera por César Pérez Vivas

Demagogia en la frontera que la llevo a tierra arrasada bajo el control de bandas crimínales, que imponen su ley