Cuándo empieza a envejecer una mujer

Las mujeres empiezan a envejecer a partir de los 35 años y aunque en un inicio los signos son leves, cuando pasan a la década de los 40, las señales de envejecimiento son más notorias ya que no solo se manifiestan en la apariencia sino que también en diversas dolencias y enfermedades.

Pero, ¿qué es el envejecimiento?, pues bien, los científicos definen al envejecimiento como el proceso en donde el paso del tiempo provoca daños a nivel celular, pero también podemos decir que se trata de la trasformación en nuestro físico, metabolismo y en todo nuestro cuerpo, en general.

Una de las maneras más notorias del envejecimiento son los llamados signos de la edad, los cuales aparecen primero en nuestro físico, sobre todo en nuestro rostro, como puede ser las patas de gallo, que se marque el entrecejo, que se noten las arrugas de la frente y en las coyunturas de la boca.

Además de estos signos del envejecimiento, el rostro comienza a perder luminosidad, puede existir la aparición de venitas rojas o color lila en nuestro cuerpo, en zonas en donde antes no había, también es posible que empieces a notar mayor apertura en tus poros y la pérdida de colágeno que hace que la piel se vea más seca y tirante.

Si bien señalamos que los signos del envejecimiento se notan visiblemente a partir de los 35 años, desde los 30 algunas mujeres ya comienzan a notar cambios en su rostro, esto se puede deber a malos hábitos alimenticios, poco consumo de agua, estrés y diversas sitauciones que generan el envecimiento prematuro.

Si bien el envejecimiento es un proceso que no podemos evitar, si existen diversas formas para prevenirlo y retrasar la aparición de los signos de la edad, sobre todo si notas que estos aparecen de manera temprana ya que aún no llegas a los 35 años, como señalamos en un principio.

SÍNTOMAS DEL ENVEJECIMIENTO
Si bien los más notorios o que más nos preocupan son las arrugas, también existen otros síntomas que nos señalan la aparición del envejecimiento en las mujeres, por ejemplo, la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis y otras que son propias de mujeres maduras.

También es común que exista un aumento descontrolado de pesos y retención de los líquidos, así como un deterioro muscular y ni se diga de la perdida de energía, por lo que es más común que se encuentran cansadas contantemente y fatigada, así como suele existir una disminución en el rendimiento mental.

Otros síntomas tienen que ver con un bajo rendimiento sexual, derivado de la pérdida de la libido, del deseo sexual o simplemente porque las relaciones se vuelven dolorosas ya sea porque existe resequedad vaginal o por alguna otra cuestión médica

Compruebe también

Experto epidemiólogo descarta que ómicron vaya a poner en jaque a China

El epidemiólogo chino Zhan Wenhong, la voz más reconocida en el país asiático durante la …