Trump se niega a promulgar proyecto de ley de ayuda, en riesgo beneficios desempleo de millones de estadounidenses

Por Steve Holland y Richard Cowan

PALM BEACH, Florida/WASHINGTON, 26 dic (Reuters) – Millones de estadounidenses perdieron sus prestaciones por desempleo el sábado después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negó a promulgar la ley de un paquete de ayuda y gastos por el coronavirus por 2,3 billones de dólares, alegando que no es suficiente para ayudar a los ciudadanos.

Trump sorprendió a republicanos y demócratas cuando dijo esta semana que no estaba satisfecho con el proyecto de ley, que aporta 892.000 millones de dólares de ayudas contra el impacto del coronavirus, incluyendo la extensión de los subsidios especiales de desempleo que expiran el 26 de diciembre, y 1,4 billones de dólares para el gasto normal del gobierno.

Sin la firma de Trump, cerca de 14 millones de personas podrían perder esos subsidios adicionales, según datos del Departamento de Trabajo. El cierre parcial del gobierno comenzará el martes a menos que el Congreso pueda acordar un proyecto de ley de financiación estatal antes de esa fecha.

Después de meses de debate, republicanos y demócratas aceptaron el paquete el fin de semana pasado, con el apoyo de la Casa Blanca. Trump, que entrega el poder al presidente electo Joe Biden el 20 de enero, no se opuso a los términos del acuerdo antes de que el Congreso lo votara el lunes por la noche.

Sin embargo, después se ha quejado de que el proyecto de ley da demasiado dinero a intereses especiales, proyectos culturales y ayuda extranjera, y considera que los cheques de 600 dólares que se entregan una sola vez a millones de estadounidenses en apuros son demasiado escasos. Ha exigido que suba la cifra a 2.000 dólares.

«Simplemente quiero que nuestra gran gente reciba 2.000 dólares, en lugar de los miserables 600 dólares que están ahora en el proyecto», tuiteó el presidente el sábado.

Su negativa a firmar provocó una fuerte respuesta de Biden, quien pidió al presidente republicano saliente que actuara de inmediato.

«Esta abdicación de la responsabilidad tiene consecuencias devastadoras (…), este proyecto de ley es fundamental. Debe convertirse en ley ahora», dijo en un comunicado Biden, que está pasando las vacaciones en su estado natal de Delaware.

Los estadounidenses viven una temporada navideña sin precedentes ante una enfermedad que ha provocado la muerte de casi 330.000 personas en Estados Unidos, con una cifra diaria de muertes que ahora supera repetidamente las 3.000, la más alta desde que comenzó la pandemia.

Muchos economistas coinciden en que la ayuda del proyecto de ley es demasiado baja, pero dicen que las subvenciones incluidas siguen siendo bienvenidas y necesarias.

«EXTRAORDINARIAMENTE DURO»

Una fuente familiarizada con la situación dijo que la objeción de Trump al proyecto de ley tomó por sorpresa a muchos responsables de la Casa Blanca. Su repetida expresión de descontento al respecto ha frustrado las esperanzas de que firme.

Trump pasó gran parte del jueves y el día de Navidad jugando al golf en su club en West Palm Beach, Florida. El proyecto de ley se envió a Mar-a-Lago, su residencia en Florida.

El sábado, Trump permaneció en su club Mar-a-Lago, con un personal mínimo pero con miembros de su familia, incluidos los asesores principales Jared Kushner e Ivanka Trump. Según su agenda diaria, estuvo involucrado en «muchas reuniones y llamadas», aunque la Casa Blanca no brindó detalles al respecto.

Trump ha estado publicando tuits repitiendo sus afirmaciones infundadas sobre fraude electoral y acusando a sus compañeros republicanos de abandonarlo en su intento por anular el resultado de las elecciones, ya rechazado varias veces por los tribunales estadounidenses. Todavía no reconoce la victoria de Biden el 3 de noviembre.

Trump también parecía estar en una posición aislada en el proyecto de ley de ayuda, y pocos legisladores republicanos expresaron apoyo a su posición. La Casa Blanca no tenía actualizaciones sobre si Trump firmaría el proyecto de ley el lunes, dijo un funcionario.

El Congreso de Estados Unidos, que normalmente detiene las sesiones en la última semana de diciembre, se prepara para volver a trabajar. La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, planea votar una legislación que proporcione cheques por única vez de 2.000 dólares a las personas.

Trump también ha reiterado su descontento por un proyecto de ley de 740.000 millones de dólares que autoriza los programas de defensa de la nación, que vetó la semana pasada. El lunes, la Cámara tiene previsto votar sobre la anulación del veto de Trump. Si la votación de la Cámara tiene éxito, el Senado podría celebrar su votación el martes.

(Información de Steve Holland en Mar-a-Lago y Richard Cowan en Washington; información adicional de Simon Lewis en Delaware; escrito por Michelle Price; editado por William Mallard; Editado en español por Janisse Huambachano/Tomás Cobos)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBP041-BASEIMAGE

Compruebe también

Euro se aprecia tras datos positivos sobre confianza de inversores, dólar sigue débil

Por Saikat Chatterjee LONDRES (Reuters) – El euro se apreciaba el martes y cotizaba apenas …