¿Qué tiene de especial el recalentado de Navidad?

¿Por qué sabe tan rico el recalentado de Navidad? Esta es la pregunta que se hacen muchas personas al disfrutar la comida que sobró de la cena familiar de la Nochebuena.

Y es que todos los alimentos sobrantes, llámese pavo, gallina, pollo o tamal, hallaca, guarda un sabor especial, el cual es disfrutado durante el desayuno, el almuerzo y la cena del siguiente día.

Para muchas personas, el famoso recalentado de Navidad sabe mejor incluso que el día de la cena. Y es que esos platillos y postres guardados suelen esconder sabores que no se perciben la primera vez.

Según especialistas en gastronomía, el secreto está en los mismos alimentos y las reacciones químicas que suceden durante su cocción y refrigeración.

“Aunque no toda la comida puede saber mejor si se guarda de un día para otro, hay algunos platillos que suelen ganar mucho sabor días después de haber sido preparados”, expresa el chef salvadoreño William Mejía.

Según el experto cocinero, algunos ingredientes con propiedades aromáticas, sobre todo las especias, experimentan una serie de reacciones cuando se están cocinando, que luego se mezclan con otros alimentos. Cuando la comida se enfría y luego se calienta, estos ingredientes vuelven a experimentar reacciones que producen otros agradables sabores y olores.

“En un platillo recién preparado, algún ingrediente puede destacar demasiado o tener poca presencia. Sin embargo, en el recalentado ya se han mezclado y suavizado esos ingredientes, resultando en un sabor más completo”, expresa Mejía.

Además de esa reacción química, hay otros factores que inciden en la forma en la que se percibe el sabor. Al momento preparar los alimentos, la persona que se encarga de cocinar se acostumbra a los olores de los ingredientes, mientras que al día siguiente la comida sabe mejor porque se prueba con un olfato renovado.

Tips para guardar bien la comida

1. Conserva y guarda los alimentos en recipientes de vidrio o plástico, ya que estos evitarán que se absorban los olores de otras comidas. Nunca debes guardarlo en recipientes de metal.

2. Aunque te sobre mucha comida, nunca la tengas en refrigeración por tanto tiempo. Lo mejor sería guardar un poco y lo demás repartirlo.

3 Si decides congelar la comida sobrante para luego recalentarla, no olvides consumirla por completo. Jamás la congeles después de descongelarla; esta acción puede favorecer la proliferación de bacterias.

4. Nunca dejes la comida sobrante a temperatura ambiente. Las bacterias se reproducen cada 15 minutos cuando los alimentos no están en refrigeración.

Compruebe también

La pasta seca es sencilla y rápida de hacer

La pasta seca o pasta de té, como también se le conoce, es una preparación que …