Cómo hacer un protector de calor casero para el cabello

Cuando usamos herramientas de calor para peinar nuestro cabello, es recomendable emplear protectores térmicos que resguarden la fibra capilar y minimicen el daño generado por las altas temperaturas.

Existen muchas clases de protectores térmicos en el mercado, pero también la madre naturaleza nos brinda lo suyo. Descubre cuáles son los protectores térmicos naturales para el pelo.

Aceite de coco

Este aceite es famoso por sus propiedades anti-microbianas, hidratantes y anti-caspa, pero también es un excelente protector térmico que ayuda a tener un cabello fuerte, saludable, y largo.

Debido a su consistencia espesa y su capacidad para aumentar la capacidad de retención de humedad, también pasa a ser uno de esos productos indispensables para el verano, cuando el sol ardiente a menudo hace que nuestro cabello se vuelva quebradizo y seco.

Aceite de oliva

Es un aceite muy nutritivo que además de proteger al cabello de los daños generados por las herramientas de calor, también lo hidrata y suaviza.

Aceite de uva

El aceite de semilla de uva es un excelente protector de calor natural, se aplica antes de pasar la plancha y deja la cabellera con más brillo y extrema suavidad. Se puede aplicar tanto en el pelo húmedo como en el pelo seco. Protege del calor, y el cabello no se queda reseco.

Aceite de argán

Es conocido como el “oro líquido”, es rico en ácidos grasos omega 3 y 6 ácidos grasos, así como vitamina E. Se aplica después del lavado por sobre toda la cabellera. Prestar especial atención a las puntas y luego peinarse como siempre. Ayuda a reparar, así como inhibir la aparición de puntas abiertas.

Aceite de girasol

Este es un aceite que suele estar presente en muchos productos de cuidado capilar, pero también sirve para proteger el pelo de los daños generados por las herramientas de calor.

Aceite de aguacate

Este aceite es mucho más adecuado para el cabello dañado y extremadamente seco. Evitará con mayor facilidad los daños del cabello expuesto excesivamente a planchas de pelo, tenacillas y al sol.

Es famoso por sus propiedades de absorción de los rayos UVB y UVA. Se puede mezclar con otros aceites (como el de argán o aceite de semilla de uva), o emplear solo. Se utiliza aplicándolo y dejándolo actuar 15-20 minutos, para tener un cabello bien suave y nutrido

Compruebe también

Si eres varón y llegas a los 50 no dudes en acudir al urólogo

Es recomendable la asistencia a una revisión anual por parte de los hombres al urólogo …