Una glándula para evitar la diabetes y los abortos involuntarios

El timo, una glándula endocrina relacionada con el sistema inmunológico, desempeña una función clave para prevenir abortos involuntarios y la diabetes en mujeres embarazadas, según revela un estudio publicado este miércoles en la revista Nature.

Un grupo internacional de científicos, liderados por expertos de la Universidad de British Columbia (EE.UU.), ha identificado por primera vez el papel decisivo que juega el timo, un pequeño órgano situado detrás del esternón, en el control metabólico e inmunológico durante la gestación.

Durante décadas, recuerdan los autores en un comunicado, los investigadores no han sido capaces de explicar cómo se adapta el sistema inmunológico para proteger a la madre y el feto.

La respuesta, destacan, radica en los «cambios importantes» que provocan las hormonas sexuales femeninas en el timo, al que «obligan» a producir células especializadas, los linfocitos T reguladores (conocidos como Tregs), cuya principal función es lidiar con los cambios fisiológicos que provoca un embarazo.

Puede leer: Reino Unido descubre una segunda variante «aún más contagiosa» del virus
Los expertos también identificaron en este estudio un receptor expresado en el epitelio del timo, una molécula clave en ese mecanismo bautizada como RANK.

Para comprender su funcionamiento, analizaron el efecto que tiene sobre el sistema inmunológico de ratones la eliminación de RANK de sus timos.

«La ausencia de RANK impidió la producción de Tregs en el timo durante el embarazo. Esto provocó que hubiera menos Tregs en la placenta, lo que aumentó las tasas de abortos espontáneos», explica una de las autoras del estudio, Magdalena Paolino, del Instituto Karolinska (Suecia).

Asimismo, constaron que el timo está relacionado con el desarrollo de diabetes durante el embarazo, conocido como diabetes gestacional, una enfermedad que afecta aproximadamente al 15 % de las embarazadas en todo el mundo.

Observaron que en embarazos sanos, los Tregs migran hacia los tejidos grasos de la madre para prevenir inflamaciones y controlar los niveles de glucosa en el organismo.

No obstante, la ausencia de RANK en ratones gestantes eleva los niveles de glucosa e insulina en la sangre, así como los de otros indicadores de la diabetes gestacional.

«Como ocurre con los bebés de mujeres que han tenido diabetes durante el embarazo, las crías (de ratones) recién nacidas eran mucho más grandes que la media», señala Paolino, quien añade que la carencia de Tregs también provoca en la descendencia «efectos duraderos y transgeneracionales».

Durante toda su vida, advierte, las crías serán propensas a padecer diabetes y sobrepeso.

Por contra, cuando corrigieron la deficiencia de RANK en ratones e introdujeron Tregs procedentes de embarazos normales, los animales superaron todos sus problemas de salud, incluidos los abortos espontáneos, al tiempo que se normalizó el peso de las crías.

«El descubrimiento de este nuevo mecanismo subyacente en la diabetes gestacional ofrece nuevos enfoques terapéuticos para la madre y el feto», aporta la coautora de este trabajo, Alexandra Kautzky-Willer, de la Universidad Médica de Viena (Austria).

«El timo cambia enormemente durante el embarazo, pero el impacto que esta reorganización de un tejido completo tiene sobre un embarazo saludable ha sido uno de los misterios pendientes para la inmunología», agrega Josef Penninger, de la Universidad de British Columbia.

En este sentido, concluye, esta investigación ha transformado «nuestra visión» sobre el timo, un «órgano activo y dinámico» necesario para «proteger los embarazos

Compruebe también

Así afecta la menopausia a las relaciones sexuales

El 53 por ciento de las mujeres afirma que mantiene menos relaciones sexuales tras la …