El ministro de Salud británico sugiere que las medidas más estrictas podrían durar un tiempo

Por Elizabeth Piper

LONDRES, 20 dic (Reuters) – Londres y el sureste de Inglaterra podrían permanecer bajo medias más estrictas por el coronavirus durante algún tiempo, sugirió el domingo el ministro de Salud británico, añadiendo que una nueva cepa que se estaba propagando rápidamente obligó al gobierno a abandonar sus planes de alivio de las restricciones de cara la Navidad.

En respuesta a la críticas por imponer un cierre a más de 16 millones de personas sólo días antes de la Navidad, Matt Hancock dijo que la decisión del sábado se tomó rápidamente después de que nuevas pruebas mostraron que la nueva cepa era responsable de la espiral de casos de COVID-19.

La variante, que según los expertos es hasta un 70% más transmisible que la original, también suscitó preocupaciones sobre una mayor propagación. Varios países europeos, entre ellos Bélgica, Italia y los Países Bajos, dijeron que estaban tomando medidas para evitar que la gente llegara a sus territorios desde Reino Unido, incluyendo prohibiciones de vuelos y trenes.

El primer ministro Boris Johnson canceló el sábado los planes para permitir que tres familias estuvieran bajo un mismo techo durante los cinco días del período de fiestas, e impuso nuevas restricciones de nivel 4, similares a un confinamiento, en Londres y el sureste de Inglaterra.

Hancock sugirió que las medidas más duras -que requieren que alrededor de un tercio de la población de Inglaterra permanezca en casa excepto por razones esenciales como el trabajo- podrían mantenerse hasta que haya más disponibilidad de vacunas.

«Tenemos un largo camino por recorrer para solucionar esto», dijo Hancock a Sky News.

«Esencialmente tenemos que conseguir que la vacuna se extienda para mantener a la gente segura. Dada la rapidez con la que se propaga esta nueva variante, va a ser muy difícil mantenerla bajo control hasta que tengamos la vacuna desplegada.»

Reino Unido comenzó a inocular a la gente usando la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech a principios de este mes.

SEÑALES DE ALARMA

Keir Starmer, líder del Partido Laborista de la oposición en Gran Bretaña, dijo que si bien apoyaba las nuevas medidas «una vez más el primer ministro esperó hasta la hora undécima para tomar esta decisión».

«Las alarmas han estado sonando durante semanas pero el primer ministro decidió ignorarlas (…) Le dijo al país que siguiera adelante y que tuviera una feliz Navidad (…) y sin embargo tres días después le dice a millones de familias que deshagan esos planes», dijo en una conferencia de prensa.

Poco después de que Johnson anunciara los cambios el mismo sábado por la tarde, algunas estaciones en Londres estaban abarrotadas, con personas tratando de viajar para ver a sus familiares en Navidad, algo que Hancock lo calificó de «totalmente irresponsable».

Las nuevas medidas entraron en vigor el domingo.

El ministro de Transporte Grant Shapps pidió a la población que no viajara bajo las nuevas restricciones. Mientras, un número adicional de agentes de la Policía de Transporte Británica fueron desplegados para asegurar que «sólo aquellos que necesitan hacer viajes esenciales pueden viajar con seguridad», dijo en una nota.

Otros países también han identificado una nueva variante del coronavirus, entre ellos Sudáfrica. Pero una epidemióloga de la Universidad de Basilea, en Suiza, Emma Hodcroft, dijo en Twitter que las cepas de Reino Unido y Sudáfrica no eran las mismas.

(Información adicional de Michael Shields en Zúrich; editado en español por Javier López de Lérida y Andrea Ariet)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBJ097-BASEIMAGE

Compruebe también

EEUU «muy preocupado» por desarrollo de misiles hipersónicos chinos

EEUU manifestó este lunes su preocupación por la potencial aplicación militar de la tecnología hipersónica