Cansados pero sonrientes, escolares nigerianos liberados regresan a casa

Por Afolabi Sotunde

KATSINA, Nigeria, 18 dic (Reuters) – Decenas de escolares que fueron rescatados de manos de secuestradores en el noroeste de Nigeria llegaron a casa el viernes, muchos de ellos descalzos y aferrados a mantas.

Imágenes de televisión mostraban a los niños vestidos con ropa polvorienta, con aspecto cansado, bajándose de autobuses en la ciudad de Katsina y caminando hacia un edificio del gobierno.

Uno de ellos, con gotas de barro secas en la cara, contó a Channels TV que los secuestradores les habían alimentado con pan y mandioca.

«Hacía frío», le dijo a un periodista. Cuando se le preguntó cómo se había sentido cuando el autobús llegó a Katsina, respondió: «Estaba muy feliz» y sonrió.

«Estamos muy agradecidos. Estamos muy agradecidos. Estamos muy agradecidos», declaró a la estación de televisión Arise, hombre que dijo ser padre de dos de los menores.

Una semana antes, hombres armados en motocicletas entraron al internado de los niños en la cercana ciudad de Kankara y se llevaron a cientos de ellos al bosque de Rugu. Las autoridades dijeron que los servicios de seguridad los rescataron el jueves, aunque no estaba claro si todos habían sido recuperados.

El secuestro se capturó la atención de un país ya indignado por la inseguridad generalizada y trajo recuerdos del rapto de más de 270 niñas desde una escuela en la ciudad nororiental de Chibok por milicianos del grupo islamista Boko Haram en 2014.

Seis años después, solo la mitad de las niñas han sido encontradas o liberadas. Otras fueron obligadas a casarse con combatientes y se presume que algunas están muertas.

Horas antes de que se anunciara el rescate de los niños, comenzó a circular un video en línea que supuestamente mostraba a militantes de Boko Haram con algunos de ellos. Reuters no pudo verificar la autenticidad de las imágenes ni quién las publicó.

Un grupo de sus padres esperaba reunirse con los niños en la ciudad luego de que se les informó del rescate.

«No podía creer lo que escuché hasta que los vecinos vinieron a confirmarme que era verdad», dijo Hafsat Funtua, madre de Hamza Naziru, de 16 años, en una entrevista telefónica.

Al describir el momento en que escuchó la noticia, contestó que salió corriendo de su casa con alegría «sin saber a dónde ir» antes de regresar a casa para orar.

(Reporte de Ismail Abba en Katsina; Reporte adicional de redacción Maiduguri, Ardo Hazzad en Bauchi, Garba Muhammad en Kaduna, Camillus Eboh y Felix Onuah en Abuya, y Alexis Akwagyiram en Lagos; Escrito por Alexis Akwagyiram y Andrew Heavens; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Compruebe también

Biden revoca veto de Trump a migrantes por riesgo laboral

El presidente de EE.UU., Joe Biden, revocó este miércoles una medida de su predecesor, Donald …