Aplicaciones gratuitas de ejercicio de Nike son claves para estrategia de precios más altos

Por Richa Naidu

CHICAGO, 18 dic (Reuters) – Ahora que los consumidores confinados están usando las aplicaciones de entrenamiento y la tienda digital de Nike, la compañía con sede en Beaverton, Oregón, puede recopilar datos adicionales sobre hábitos de compra, información personal y rutinas de ejercicio de decenas de millones de personas. Entre enero y noviembre de este año, la aplicación Nike Run Club fue descargada 15,4 millones de veces en todo el mundo, un 45,3% más que en el mismo periodo de 2019, según la firma de datos Sensor Tower. La app de la tienda en línea Nike SNKRS se descargó un 59,5% más que el año pasado.

A través de sus aplicaciones, Nike obtiene información que va desde la altura y el peso de las personas hasta las ubicaciones y los hábitos de navegación. La compañía puede aprovechar estos detalles para crear anuncios y atraer clientes, dijeron tres inversores y varios analistas.

Nike no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre cómo usa los datos de sus apps.

En una conferencia de Morgan Stanley en noviembre, el director financiero de Nike, Matt Friend, dijo que la firma agregó alrededor de 55 millones de nuevos clientes a su base de datos de miembros este año.

Las prácticas de la empresa en general parecen estar en línea con las de otros minoristas con operaciones avanzadas de comercio electrónico, según los abogados que asesoran a las marcas sobre cómo pueden utilizar los datos de los consumidores.

No obstante, Nike tiene una «ventaja significativa» sobre sus rivales por sus aplicaciones de entrenamiento. Es probable que tenga a varios científicos usando los datos para ver si los compradores tolerarán precios más altos, dijo Mary Hildebrand, que dirige la práctica de privacidad y ciberseguridad del bufete de abogados Lowenstein Sandler.

La compañía de ropa deportiva más grande del mundo ha lanzado recientemente zapatillas caras como algunas Nike Adapt BB 2.0 de 400 dólares o unas Dior Air Jordan por unos 2.000 dólares. Nike también ha invertido en tecnología para fabricar productos como sus ligeras Nike Air VaporMax 2020 Flyknits, por unos 220 dólares, que utilizan hilo de poliéster reciclado.

«Al principio de la pandemia, Nike hizo gratuita su herramienta de entrenamientos en su app Nike Training Club. Fue un golpe maestro (…) Ellos lo saben todo: qué estás buscando exactamente, dónde vives, los detalles de tu tarjeta de crédito, cuánto estás dispuesto a pagar», dijo Michael Faherty, gestor de carteras de Seilern Investment Management, inversor en Nike.

«Creo absolutamente que esta mayor visibilidad les da más poder de fijación de precios», agregó.

Nike subió también este año el precio de modelos más antiguos como Air Force 1 ’07 y Air VaporMax Plus, que se vendieron en noviembre por 109,19 y 198,24 dólares, respectivamente, según StyleSage, que extrajo datos del sitio web de Nike.

Al registrarse en Nike Run Club, los usuarios de iPhone tienen la opción de sincronizar su cuenta con su aplicación Apple Health para «realizar un seguimiento de cerca de todos sus datos de fitness».

Los usuarios deben proporcionar información como el sexo, la altura y el peso antes de que la app les permita registrarse en «carreras guiadas» o «carreras de cinco minutos». Información como esta puede ayudar a medir la demanda de los clientes; por ejemplo, saber que más mujeres están viendo un entrenamiento en particular significa que Nike también puede saber qué productos colocar en ese video.

(Editado en español por Carlos Serrano)

Compruebe también

FOREX-El dólar arranca la semana con fuerza y se centra en los datos de empleo

Por Hideyuki Sano TOKIO, 28 jun (Reuters) – El dólar se mantenía firme el lunes, …