La sangre de San Jenaro no se licúa en Nápoles, una señal de mal augurio para algunos

NÁPOLES, Italia, 16 dic (Reuters) – El miércoles no fue un buen día para los napolitanos supersticiosos.

La sangre de San Jenaro, el patrono de Nápoles, no se licuó a pesar de dos turnos de oración de los fieles, lo que algunos en la ciudad del sur de Italia vieron como un presagio de cosas malas que están por venir.

Un frasco que contiene la sangre seca del mártir del siglo IV se expone públicamente tres veces al año en la catedral de la ciudad y los fieles rezan para que se licue, lo que se conoce como el «Milagro de San Jenaro».

No ocurrió el miércoles a pesar de las horas de oración por la mañana y una misa especial por la tarde. Se permitió la entrada de menos gente de lo normal a la catedral debido a las restricciones del coronavirus.

Los científicos dicen que la sustancia dentro del frasco sellado parece ser sangre seca pero no pueden explicar por qué a veces pasa a estado líquido y a veces no.

Los napolitanos se ponen especialmente nerviosos si la sangre no se licua el día de la fiesta del santo, el 19 de septiembre, pero menos en los otros dos días en que el frasco se saca para su veneración pública: el sábado anterior al primer domingo de mayo y el 16 de diciembre.

Cuando la sangre no se licuó el 19 de septiembre de 1980, un terremoto masivo golpeó el sur de Italia dos meses después, matando a más de 3.000 personas.

El miércoles, el cardenal de la ciudad, Crescenzio Sepe, dijo a los fieles que no estuvieran demasiado consternados. «Si algo necesita derretirse, es el corazón de la gente», dijo.

(Reporte de Philip Pullella; Editado en español por Javier López de Lérida)

Compruebe también

Issa Rae y HBO se despiden de «Insecure»

Issa Rae y HBO se despidieron este jueves a lo grande de «Insecure», la aplaudida …