La industria china se recupera ante el empuje de las exportaciones y el consumo

Por Kevin Yao y Gabriel Crossley

PEKÍN, 15 dic (Reuters) – En noviembre, la producción de las fábricas de China creció al ritmo más rápido de los últimos 20 meses, ya que la reactivación del gasto de los consumidores y la relajación gradual de las restricciones de COVID-19 en los principales socios comerciales aumentaron la demanda de los productos manufacturados del país.

El crecimiento de la producción industrial se aceleró hasta el 7,0% en noviembre en comparación con el año anterior, según datos de la Oficina Nacional de Estadística del martes. Esta cifra estuvo en consonancia con las expectativas de los analistas en una encuesta de Reuters y fue superior a la expansión del 6,9% de octubre.

La economía de China ha protagonizado una impresionante recuperación tras la parálisis de COVID-19 a principios de año, impulsada principalmente por las robustas exportaciones que han vuelto a encender las fábricas de la nación.

La campaña de promoción de ventas lanzada en noviembre por los gigantes del comercio electrónico de China también ha abierto las carteras de los consumidores, lo que ha dado un nuevo impulso a los pedidos de las fábricas pequeñas.

«La economía de China siguió acelerándose en todos los frentes en noviembre. Esperamos que la producción se mantenga por encima de la tendencia media en los próximos trimestres, incluso cuando el impulso de las medidas de estímulo y las exportaciones empiecen a disminuir», dijo Julian Evans-Pritchard, de Capital Economics, en una nota.

Las ventas al por menor aumentaron un 5% interanual, sin contar con la previsión de los analistas de un crecimiento del 5,2%, pero por encima del aumento del 4,3% en octubre.

Las ventas de automóviles tuvieron un crecimiento del 11,8% y las ventas de electrodomésticos crecieron un 5,1% en noviembre. Las ventas de equipos de comunicación subieron un 43,6%.

La inversión en activos fijos aumentó un 2,6% en enero-noviembre con respecto al mismo período del año pasado, más rápido que el aumento del 1,8% en los primeros 10 meses de 2020.

La inversión en inmovilizado del sector privado, que representa el 60% de la inversión total, aumentó un 0,2% en enero-noviembre, en comparación con un descenso del 0,7% en los 10 primeros meses del año.

La recuperación económica de China parece estar acelerándose en el cuarto trimestre, impulsada por una demanda más fuerte, el crecimiento del crédito y las medidas de estímulo, que se espera proporcionen un fuerte empuje en el inicio de 2021.

La demanda industrial se disparó en noviembre y la producción de productos no ferrosos alcanzó un récord mensual, ya que el país siguió produciendo los metales utilizados en la fabricación y la construcción.

Fu Linghui, portavoz del instituto oficial de estadísticas, dijo en una conferencia de prensa en Pekín que espera que el crecimiento en 2021 sea «relativamente rápido», aunque se deba más a la comparación favorable con este año que a cualquier cambio significativo en la economía.

China podría hacer algunos ajustes de política económica a medida que la economía mejore, dijo.

«Esperamos un crecimiento del 7% del PIB en 2021, frente al 1,7% en 2020», dijo Iris Pang, economista de ING para la Gran China, por correo electrónico.

(Información de Kevin Yao, Gabriel Crossley, y Colin Qian; información adicional de Sam Holmes; traducido por Tomás Cobos)

Compruebe también

GRANOS-Las lluvias en Brasil impulsan una subida del maíz y la soja en Chicago

Por Mark Weinraub CHICAGO, EEUU, 24 feb (Reuters) – Los futuros del maíz y la …