Neymar y el Barça nunca han sido los mismos desde que se separaron en 2017

BARCELONA, 14 dic (Reuters) – Neymar nunca dejó de ser noticia mientras estuvo en Barcelona y su partida aún es motivo de debate en el club catalán, por lo que todas las miradas estarán puestas en él cuando el París St Germain se enfrente al equipo de La Liga española en la Liga de Campeones a principios del año que viene.

El brasileño anotó 105 goles en cuatro temporadas con el Barça y formó el tridente ofensivo más letal del fútbol mundial con Luis Suárez y Lionel Messi, ganando dos títulos de La Liga local y la Liga de Campeones.

Sin embargo, cuando el Barça y Neymar se encontraban en la cima de su poderío en 2017, el brasileño convulsionó el fútbol mundial al fichar por el PSG por una cifra récord de 222 millones de euros (269,89 millones de dólares).

Ni él ni el club catalán han vuelto a ser los mismos desde entonces.

Puede que Neymar haya marcado 79 goles y ganado tres títulos de la Ligue 1 seguidos, además de llegar a la final de la Liga de Campeones de la temporada pasada, pero nunca se ha mostrado del todo feliz en la capital francesa.

Se peleó con su compañero de equipo Edinson Cavani en su primera temporada por lanzar los penaltis y en 2019 agredió a un aficionado tras la derrota de su equipo en la final de la Copa a manos del Stade Rennais.

Su estado de forma también se ha visto interrumpido por las graves lesiones de 2018 y 2019, mientras que en la derrota del domingo por 1-0 ante el Olympique Lyonnais en Ligue 1 se lo llevaron en camilla llorando con una posible lesión en el tobillo.

El lunes se le harán más pruebas.

Llegó incluso a intentar volver al Barça en 2019, negándose a entrenar con el PSG para tratar de forzar su salida, pero el plan se vino abajo porque los catalanes no estaban dispuestos a pagar el precio solicitado.

La saga profundizó las tensiones entre Messi y el presidente Josep Maria Bartomeu, y el argentino dijo que dudaba de que el club hubiera hecho todo lo posible para que el acuerdo por Neymar se materializara.

Bartomeu dimitió en octubre en medio de un creciente descontento en el equipo, pero es poco probable que Neymar vuelva a jugar en el Barça.

PROBLEMAS FINANCIEROS

El club catalán se enfrenta a una ruinosa situación financiera, y el presidente interino Carles Tusquets anunció recientemente que el Barca se ha visto obligado a retrasar los pagos a los jugadores. También dijo que hay trozos del Camp Nou que se están cayendo.

La crisis financiera del Barça es aún más notable si se tiene en cuenta el inesperado ingreso que recibieron por Neymar. Sin embargo, han malgastado la gigantesca suma que recibieron por el brasileño con fichajes desafortunados como Philippe Coutinho por 160 millones de euros, Ousmane Dembele por 105 millones y Antoine Griezmann por 120 millones.

La grave situación les llevó a transferir gratis a Suárez al Atlético de Madrid en septiembre para ahorrar en salarios, mientras que es cada vez más probable que Messi abandone el club en el que ha jugado toda su vida de forma gratuita el próximo mes de junio.

El equipo también se está desmoronando sobre el terreno de juego, aún afectado por la humillante derrota por 8-2 ante el Bayern de Múnich en la Liga de Campeones la temporada pasada.

Han tenido su peor comienzo en una temporada de liga en 33 años y van por detrás del líder, la Real Sociedad, por nueve puntos. Tampoco han sido primeros de grupo en la Liga de Campeones por primera vez en 14 años, lo que llevó a que en el sorteo del lunes quedaran emparejados con el PSG.

(Información de Richard Martin; traducido por Tomás Cobos)

Compruebe también

Julio Mayora gana la medalla de plata y primera de Venezuela en Tokio

El pesista venezolano Julio Mayora ganó este miércoles 28 de julio la medalla de plata …