Casos de Gobernanza, por Manuel Avila

Hablando de la crisis nacional corresponde tocar el tema Nueva Esparta que en estos más de tres años que se empataron con los 4 años del General Carlos Mata Figueroa es una verdad del tamaño del cielo que no hemos dado pie con bolas en materia de Gobernanza. Se perdió el rumbo en una disputa política sin razón que empujó al Gobernador y al Protector a un ring imaginario que no le dio frutos a Nueva Esparta.

Se sabía desde la elección de Gobernadores que a Nueva Esparta le pondrían un Protector y eso lo asumió el Gobernador y sus asesores como un reto que debían enfrentar con estrategias y tácticas de combate. Pero los ciudadanos que creyeron en la legitimidad del Mandatario Regional ya habían vivido en dos experiencias anteriores el paso rasante de William Fariñas y Carlos Mata Figueroa como Protectores de Nueva Esparta durante los dos gobiernos de Morel Rodríguez Avila. A eso se enfrentó Morel Gobernador y logró que Chávez desde la AN reconociera la pegada y la habilidad del roblero para gerenciar las obras de Nueva Esparta. Por eso se atrevió el Zurdo de Sabaneta a lanzar epítetos a favor del Gobernador Rodríguez Avila en presencia de los gobernadores del PSUV. Esa es parte de la historia viva de Nueva Esparta que vio crecer sus obras de infraestructura con magia y habilidad.

Ese era el método para saltar por delante de los obstáculos que había anunciado el oficialismo y que a final de cuentas atentaba contra el progreso de los pueblos insulares. Así ocurrió en un certamen de pajuatadas verbales que no le dejaron ningún provecho a margariteños y cochenses. Perdieron el tiempo Gobernador y Protector y en esa ecuación los que sufrieron los resultados nefastos de ese enfrentamiento fueron los espartanos que vieron pasar cuatro años sin pena, ni gloria.

La gestión de Morel le pasó por encima a los Protectores enviados por el Gobierno Nacional y al «Aviador» y al «General» no le quedó otro remedio que chocar contra un muro de contención que les hizo morder el polvo en medio de la carrera por la Gobernanza regional. Eso no impidió que se hicieran grandes obras en materia educativa, autopistas, ambientales, culturales, seguridad, salud, deportivas, sociales, eclesiásticas y tantas obras que le hicieron grandes aportes al desarrollo de Nueva Esparta.

No se trata de levantar críticas a las nuevas gestiones sino de visualizar y comparar la gobernabilidad de unos y otros, pues es evidente que haber invertido en el desarrollo de Nueva Esparta tiene un costo bien elevado y requería de mucha planificación para cristalizar propuestas que son parte del progreso de la región.

Tocar temas como el educativo con más de 108 centros educacionales, 77 aulas de telemática, convenios con universidades, entrega de terrenos a las casas de estudios del país, el intento por sembrar la UCAB en la región, el Núcleo Universitario de Coche, la entrega de 8 mil becas a estudiantes de la región, la construcción de la Escuela de Niños Especiales de La Comarca en García y tanto aporte académico a la evolución educativa de Nueva Esparta es parte del avance de esta región hasta el 2012.

En materia Cultural toda la gama de Casas de la Cultura que van desde la «Francisco Lárez Granados» de Juan Griego, el Centro de Artes «Omar Carreño» de La Asunción, El Teatro Juvenil de Los Robles, el Conservatorio de Música y Danzas «Alberto Requena» de Los Robles, la Casa de la Cultura «Cruz Avila Mujica» de La Auyama y las rehabilitaciones a La Casa de la Cultura «Ramón Vásquez Brito» de Porlamar y la rehabilitación del Museo «Francisco Narváez» de Porlamar al cual se le construyó el edificio administrativo. No hay punto de comparación en materia cultural con gobierno alguno.

En materia de vialidad es necesario destacar la inversión en la Autopista Juan Griego-Pampatar, la autopista de La Auyama y los avances en un 60% de la Costanera que une al Aeropuerto «Santiago Mariño» con Porlamar y el mantenimiento de las carreteras de la región que hacían a los visitantes lanzar palabras de elogio para la Gobernanza regional.

En la parte ambiental el paisajismo se mantenía en excelentes condiciones con una limpieza permanente a nuestras principales arterias viales y se hizo la simbiosis con el Museo Vial para dar un toque artístico a la Avenida «Luisa Cáceres de Arismendi» que une a Pampatar y La Asunción. Por otra parte se sembraron muchos árboles en la región para ampliar la vegetación que le daba verdor a la Margarita del turismo y la ecología.

En materia de seguridad los cuerpos de seguridad mantenían un entrelazamiento importante que hacían trabajar en equipo a los distintos cuerpos policiales y la creación de los Guardianes de Seguridad en todos los municipios de la isla dieron una amplia cobertura a la seguridad de los margariteños y cochenses.

Ni se hable de las bolsas de comida que era una actividad coordinada por FundaInsular y que llegaba a los distintos espacios de la insularidad para paliar los embates del hambre que ya empezaba a azotar a los neoespartanos. No había espacio de Margarita que no fuese visitado por el Gobierno de Nueva Esparta para atender las solicitudes de los habitantes de estas islas. Y esa propuesta alimentaria tan criticada por opositores y gobierno no pudo ser detenida porque su razón principal era atender a las comunidades. Tan importante fue ese eslabón de la Gobernanza insular que el Gobierno Nacional se apoderó de la idea que tanto criticó con las llamadas bolas Claps que no superan aquellas soñadas bolsas entregadas por el gobierno de Morel Rodríguez.

Por esas razones cuando había el mismo paralelismo de la gobernanza entre Gobernador y Protector se salía adelante y aún cuando se puede hablar de que no había la misma crisis económica de los nuevos tiempos, en importante destacar que el Gobernador Morel Rodríguez inventaba políticas para cumplir el objetivo de gobernar a Nueva Esparta.

En cuestiones de estilo en la manera de gobernar cada quien tiene su propia forma de hacerlo y si bien es cierto que el objetivo de los gobernantes es satisfacer las necesidades de su pueblo es necesario destacar que en estos momentos la disputa del Gobernador y el Protector ningún aporte le ha traído a la región. Ese el motivo por el cual Nueva Esparta se detuvo el progreso en una lucha de dos gobernantes que en nada favorecen al desarrollo de la región.

Ahora cuando la gente busca datos en la historia y compara gestiones de Gobernador y Protector se le ven las costuras a propuestas que son rechazadas por los neoespartanos en momentos cuando todas las plagas de Egipto se vinieron a esta región en los vientos de Medusa.

Nueva Esparta observa la muerte de su Puerto Libre, la quiebra de su comercio, el deterioro de los municipios y el deslave de una condición social que somete a los espartanos a la peor crisis de su historia. Estamos atrapados en unas islas donde el turismo se vino a cero cuando teníamos la mejor infraestructura hotelera del país y ahora nuestros hoteles son ruinas y abandono. No llegan más de 4 vuelos al Aeropuerto de Margarita y Conferrys se volvió trizas después de ser la empresa emblemática de los margariteños y cochenses en manos de la familia Tovar.

Se quedó dormido el progreso de Nueva Esparta y lejos de los liderazgos de Fucho Tovar y Morel Rodríguez han aparecido figuras que han dejado muy mal parada la Gobernanza insular, pues es evidente que en tiempos de revolución se cayó el caney sin que se busque solución a los problemas fundamentales de los neoespartanos. Solo se escuchan voces y discursos radiales que nada resuelven para emparejar la calidad de vida de los neoespartanos.

Encíclica/ManuelAvila

Compruebe también

Fallón plebiscitario por Manuel Avila

Fallón plebiscitario el Gobernador falló de manera escandalosa y no pudo realizar gestión alguna para mantener la fe de sus gobernados