Aumento de casos COVID-19 merma apoyo a líderes Japón y Corea del Sur

Por Rocky Swift y Sangmi Cha

TOKIO/SEÚL, 14 dic (Reuters) – Japón y Corea del Sur lidiaban el lunes con aumentos en los casos de coronavirus y con la creciente frustración de sus ciudadanos, lo que llevó a Tokio a suspender un polémico programa de subsidios para viajes y a Seúl a cerrar algunas escuelas y a considerar restricciones más duras.

Japón informó de más de 3.000 casos nuevos el sábado, un récord en el inicio del invierno boreal, con un empeoramiento en los brotes de la capital, la isla de Hokkaido y la ciudad de Osaka.

El país insular ha evitado aplicar confinamientos rígidos para contener los costos económicos. Abordó su primera ola de infecciones en primavera pidiendo a las personas que se abstuvieran de salir y que las empresas cerraran o que redujeran las horas de funcionamiento.

El gobierno también lanzó un programa de subvenciones llamado «Go To Travel» para fomentar el turismo nacional y apoyar a las empresas, pero sus críticos dijeron que alentar a la gente a viajar había aumentado los contagios.

El primer ministro Yoshihide Suga había descartado detener el programa, aduciendo consideraciones económicas, pero eso cambió después de que sondeos mostraran que el apoyo a su gestión se erosiona por el manejo de la pandemia.

El programa se suspendería en todo el país durante dos semanas a partir del 28 de diciembre, informaron medios.

Al otro lado del mar en Corea del Sur, el presidente Moon Jae-in también enfrenta índices de aprobación cada vez más bajos a medida que nuevas infecciones alimentan críticas sobre lo que muchos ven como una contención débil de la pandemia.

El gobierno advirtió de la posibilidad de medidas más estrictas. Corea del Sur informó el domingo de un récord diario de 1.030 infecciones.

Pocos países asiáticos prevén recibir cantidades significativas de vacunas contra el coronavirus en las próximas semanas. Están gestionando programas de distribución, tomando tiempo para verificar los efectos secundarios de la inoculación en otros lugares o realizando sus propios ensayos de etapa avanzada.

En cambio, cuentan con métodos que han mantenido en gran medida las infecciones bajo control durante meses: pruebas antes de la curva, estrictas restricciones de viaje, estricto distanciamiento social y mascarillas.

China, donde se identificó el virus hace casi un año, ha logrado limitar los casos nuevos con medidas duras y radicales. Cerró un área de más de 250.000 personas después de que se confirmaran media docena de casos cerca de la frontera rusa en la provincia de Heilongjiang, informó Associated Press el lunes.

Singapur, que ha reportado solo un puñado de casos locales en los últimos dos meses, dijo que está aliviando las restricciones y que pronto permitiría que se reunieran hasta ocho personas. También aprobó la vacuna de Pfizer-BioNTech y dijo que espera sus primeras inyecciones para fin de mes.

<^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Gráfico interactivo de propagación global del coronavirus (abrir en un navegador externo) https://tmsnrt.rs/2FThSv7

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

(Reporte de Rocky Swift en Tokio y Sangmi Cha en Seúl; escrito por Sayantani Ghosh en Singapur; Editado en español por Janisse Huambachano)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGBD0WQ-BASEIMAGE

Compruebe también

Reunión entre el Papa y Macron estuvo presente tema Venezuela

Reunión entre el Papa y Macron  hablaron sobre medioambiente y sobre la situación en Oriente Medio y Venezuela, en una atmósfera familiar