Trump firma un decreto priorizando la distribución de vacunas en EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el martes una orden ejecutiva que busca que la vacuna contra COVID0-19 producida en el país, sea distribuida en todo EE.UU. antes que en otras naciones.

“Estamos a unos días de la autorización de la FDA [Agencia de Medicamentos y Alimentos], que estamos presionando con fuerza”, dijo Trump ante los medios durante un evento para informar sobre la marcha Operación Warp Speed (Velocidad de la luz), cuya misión es la distribución del fármaco en todo el país.

La orden establece que las dosis se distribuyan primero en el territorio de EE.UU., aunque el presidente no precisó si será para los no ciudadanos también. El decreto da las indicaciones al secretario de Salud y Servicios Humanos para proceder, a pesar de que instituciones como la Organización Mundial de la Salud han abogado por inmunizar a las poblaciones más vulnerables en todo el mundo antes que adoptar una estrategia centrada en países.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Robert C. O’Brien, informó que la medida tiene como propósito «garantizar que todo estadounidense tenga un acceso prioritario a vacunas contra la COVID-19 gratuitas, seguras y efectivas».

«Después de que todos los estadounidenses hayan tenido la oportunidad de vacunarse, EE.UU. facilitará acceso a la vacuna contra el COVID-19 a la comunidad internacional, para nuestros aliados, socios y otros», detalló O’Brien en un comunicado divulgado por la Casa Blanca en el que, no obstante, invita a los «amigos» de Washington a «seguir luchando juntos contra esta horrible pandemia».

El mandatario, por su parte, aseguró: “Vacunándonos juntos derrotaremos al virus y pronto acabaremos con la pandemia y salvaremos millones y millones de vidas tanto en nuestro país como en todo el mundo”.

Se dio la circunstancia de que Trump firmó el decreto justo cuando el presidente electo, Joe Biden, estaba anunciando cuáles serán las prioridades de su estrategia contra la covid durante sus primeros cien días de mandato: uso de mascarillas, vacunación y reapertura de las escuelas.

La pandemia en EE.UU.

Hasta el martes el nuevo coronavirus se ha cobrado la vida de 284.887 estadounidenses, entre un total de 15.019.092 casos en el país, desde que se declaró la pandemia en marzo pasado, según informa la Universidad Johns Hopkins.

Aun así Trump se congratuló por los pasos dados por el gobierno para enfrentar el virus, y aseguró que la mayoría de los estadounidenses aprueban su gestión, a pesar de que los expertos señalan que este fue uno de los principales motivos de su derrota en las elecciones del 3 de noviembre.

“Cuando piensas qué tan bien lo hemos hecho con las vacunas, cuando escuchas al 85% de las personas, las personas descubren que es difícil de creer, pero miras las estadísticas y ves lo que está pasando y miras otros países que están teniendo tremendas dificultades, en Europa tremendas dificultades”, dijo.

El presidente en funciones volvió a llamar “virus chino” a la pandemia y agregó que “de ahí es de donde vino “.

El mandatario argumentó que en innumerables ocasiones ha invocado la Ley de Producción de Defensa buscando “fabricar suministros esenciales en Estados Unidos”, y que de ser necesario apelaría a ella para garantizar vacunas para los ciudadanos estadounidenses, aunque dijo que no cree que vaya a ser necesario.

Notiespartano/VOANoticias

Compruebe también

¿Sin mascarilla? Algunos se muestran escépticos a nuevas pautas en EEUU, otros dicen que ya era hora

Por Tim Reid, Brad Brooks y Maria Caspani WASHINGTON/LUBBOCK (Reuters) – La nueva directriz del …