Empleo aumenta menos de lo esperado en EEUU, pero la tasa de desocupación cae al 6,7%

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 4 dic (Reuters) – La economía de Estados Unidos incorporó en noviembre el menor número de trabajadores en seis meses, frenada por el resurgimiento de nuevos casos de COVID-19 que, junto con la falta de más ayuda del gobierno, amenaza con revertir la recuperación de la recesión provocada por la pandemia.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 245.000 el mes pasado tras subir 610.000 en octubre, dijo el viernes el Departamento de Trabajo. El alza fue la más pequeña desde que la recuperación del empleo comenzó en mayo. La quinta desaceleración mensual consecutiva del mercado laboral dejó el empleo muy por debajo de su pico de febrero.

El informe de empleo, uno de los indicadores más seguidos de la economía, sólo cubrió las dos primeras semanas de noviembre, cuando comenzó la actual ola de infecciones por coronavirus.

Las infecciones, las hospitalizaciones y las tasas de mortalidad se han disparado desde entonces, lo que ha llevado a algunos economistas a anticipar una caída del empleo en diciembre o enero, a medida que más lugares imponen restricciones a las empresas y los consumidores evitan ir a lugares concurridos como los restaurantes.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las nóminas aumentarían en 469.000 puestos de trabajo en noviembre. Las contrataciones habían alcanzado un máximo de 4,781 millones en junio.

Otros informes sobre gasto de los consumidores, industrias manufactureras y de servicios han sugerido una desaceleración de la recuperación de la peor recesión de la que se tenga registro.

Estados Unidos se encuentran en medio de otra ola de infecciones de COVID-19. Casi 200.000 nuevos casos fueron reportados el miércoles y las hospitalizaciones se acercaron a la cifra récord de 100.000 pacientes, según un recuento de datos oficiales de Reuters.

Un plan de ayuda bipartidista de 908.000 millones de dólares para el coronavirus cobró impulso en el Congreso el jueves, cuando los legisladores conservadores expresaron su apoyo y los líderes del Senado y la Cámara de Representantes acercaron posiciones.

Más de 3 billones de dólares en ayuda de COVID-19 del gobierno ayudaron a millones de estadounidenses desempleados a cubrir los gastos diarios y a las empresas a mantener a los trabajadores en sus nóminas, lo que llevó a un crecimiento económico récord en el tercer trimestre.

La pandemia descontrolada y la falta de estímulo fiscal adicional podría resultar en una contracción de la economía en el primer trimestre de 2021.

La tasa de desempleo cayó al 6,7% desde el 6,9% en octubre. Sin embargo, se ha visto sesgada por personas que se clasifican erróneamente como «empleadas pero ausentes del trabajo», lo que centra la medición en el desempleo a largo plazo y en las personas que trabajan a tiempo parcial por razones económicas.

Los economistas también están observando la proporción de mujeres en la fuerza laboral. Las industrias que tienden a emplear mujeres han sido duramente golpeadas por la recesión. Muchas también han dejado sus trabajos para cuidar de los niños, ya que las escuelas han pasado a la enseñanza por internet.

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Javier López de Lérida)

tagreuters.com2020binary_LYNXMPEGB313R-BASEIMAGE

Compruebe también

JD Sports comprará una participación del 80% en el minorista online español Deporvillage

28 jun (Reuters) – JD Sports Fashion dijo el lunes que su unidad española comprará …