Claves para tener buen sexo pese a sufrir un fuerte dolor de espalda

El sexo es una de las formas más placenteras para recuperar vitalidad en el cuerpo y darle una nueva energía a la relación. Expertos dicen que el sexo puede quemar alrededor de cinco calorías por minuto al incrementar la frecuencia cardíaca y a la intervención de varios músculos en el encuentro sexual.

Uno de los músculos que puede ser afectado a la hora de practicar distintas posturas en el sexo, son los músculos de la espalda baja (columna lumbar). “Debido al movimiento de la espalda baja durante el sexo, la mayoría de posiciones afectan esta región de la columna, por lo general esto no debería causar ningún problema, sin embargo, hay gente con problemas en la columna como: Hernias discales o degeneración, lo que puede crear limitaciones ya que alguien puede encontrar alivio en una posición mientras que en otras puede ser dolorosa”, indicó el quiropráctico Nicholas Necak del Parker College of Chiropractic de Estados Unidos. El especialista advierte  que no todos los sistemas óseos son iguales, así que dependerá de la mala postura que tenga durante el encuentro sexual para que intensifique el dolor en esa zona.

El dolor de espalda, tanto de un hombre como de una mujer, puede tener un efecto negativo a la hora de tener sexo, “tanto así que muchas parejas prefieren mantenerse en celibato y evitar el acto ya que una noche de hacer el amor puede conducir a meses de agonía por causa de la espalda”, dijo Necak. Según Necak, algunas investigaciones que indican que el 84% de hombres y el 73% de las mujeres han reportado una disminución considerable en las relaciones sexuales debido al dolor de espalda baja en la última década.

Sexo pareja shutterstock_352652756

Es importante que las personas que tengan algún problema de columna y experimenten distintas formas de dolor debido a la posición que utilicen en el encuentro sexual, puedan consultar a un especialista para que determine cuál es el diagnostico indicado y el proceso a seguir. “Por ejemplo, un hombre cuyo dolor de espalda empeora cuando toca sus pies o se sienta por un largo rato, probablemente se sentirá mucho más cómodo manteniendo una postura recta”, indicó el médico quiropráctico, quien añadió que “esto significa que la mujer tendría que arquearse sobre sus rodillas y codos o quizás ponerse encima mientras él se acuesta boca arriba». “En el caso de una mujer que tenga este tipo de dolor de espalda baja, ella podría acostarse boca abajo con una almohada debajo de su pecho lo cual permitiría que su pareja la penetre por detrás. O podría sentarse encima – mirándolo o de espaldas a él – mientras él se sienta en una silla. También podría utilizar la posición del misionero, apoyando su espalda baja con una toalla enrollada o una almohada plana”, comentó el quiropráctico Nicholas Necak.

Esta serie de posturas se cuentan para tratar de encontrar una posición cómoda y hacer que su pareja se adapte para asegurar que la experiencia sea placentera. El quiropráctico Nicholas Neca indicó que a su consultorio llegó un paciente por lesiones en la espalda luego de un encuentro sexual con su pareja. “El paciente estaba inclinado hacia adelante e intentó levantar a su novia para pasar a sostener una posición recta. Sin embargo, mientras intentaba levantarla sintió un tirón y tuvo un repentino arranque de dolor, acudió a mi consultorio y en cuestión de un corto plazo, volvió a la normalidad”.

Nicholas comentó que para tener una columna recta es pertinente recordar el dicho de la mamá diciendo: “deja de encorvarte”. Pues eso ayudaba a tener una muy buena postura. “Al mantener su columna moviéndose a diario y al trabajar los músculos, uno puede evitar los efectos adversos que un estilo de vida sedentario puede tener sobre dicha estructura, así mismo un buen ajuste quiropráctico donde intervengan ejercicios son importantes para mantener una columna saludable y fuerte ya que ellos se aseguran de que las vértebras estén alineadas adecuadamente”, indicó el Dr. Nicholas Necak. “En el caso de los adultos mayores, ellos son más propensos a tener condiciones degenerativas en su columna y, por consiguiente, ser conscientes de esto y utilizar posiciones que pongan una tensión mínima sobre la columna es algo que debería tenerse en cuenta”, concluyó Nicholas Necak.

Notiespartano

Compruebe también

El arte de mantener la química sexual viva

Cuando inicias una relación, generalmente los primeros actos sexuales son fantásticos; hay mucho deseo, excitación y …