Toma nota y conoce las fantasías sexuales más raras de las mujeres

Siempre se ha comentado que entre gustos y colores, no hay nada escrito. En cuanto a fantasías sexuales, para hombres y mujeres, menos.

La clave de la sexualidad, muchas veces, más allá de lo físico,está en la mente y la capacidad para jugar con la satisfacción de esas fantasías. No hay mejor ingrediente que la imaginación.

De ahí surge la teoría de que el fetichismo –relacionado con el sexo y la sexualidad que hace mención a los objetos o partes del cuerpo y que generan excitación– pueda abarcar cosas «normales o usuales» y se presta para cosas un poco más «perversas» que puedan sorprendido a más de uno. Eso quiere decir que, para no ser monótonos en la cama, recurrimos al ingenio para estimularnos y que sea más divertido.

Según un estudio hecho por el departamento de Psicología de la Universidad de Quebec (Canadá) y publicado en la revista Journal of Sexual Medicine, las mentes masculinas y femeninas son distintas. “Las mujeres vienen de Venus y los hombres de Marte”.

Estas son las fantasías sexuales de las mujeres​

Las féminas, según el estudio, arrojaron como resultado lo siguiente:

  • Tener relaciones sexuales en sitios extraños o inéditos (81,7%)
  • Recibir sexo oral (78,5%) o hacerle una felación a un hombre (72,1%)
  • Ser masturbadas por su pareja o masturbar ellas a su pareja (71,4%)
  • Acostarse con alguien que no sea su pareja (66,3%)
  • Ser dominadas en la cama a través del sadomasoquismo (64,6%)
  • Tener sexo en lugares públicos (57,3%)
  • Estar en orgías con más de tres personas (tanto hombres como mujeres (56,5%)

Hasta aquí, todo es «normal». Sin embargo, también se revelaron al confesar sus fantasías más raras. Tales son los casos de:

  • Espectrofilia o atracción sexual hacia un espectro. Según el estudio, son muchas las personas encuentran placentero plantearse la posibilidad de tener un encuentro sexual con un fantasma.
  • Formicofilia o la obtención de placer sexual derivado de tener insectos: Nada más pensar que hormigas, gusanos, etc., se deslicen por distintas partes del cuerpo, no solo en los genitales, les enloquece.
  • Autonepiofilia: Está relacionado a juegos eróticos basados en roles, de manera excitante, como usar pañales o ser tratados como bebés.
  • Dendrofilia o ganas de sentirse atraído sexualmente por árboles y las plantas. Esto no es más que el uso de estos recursos como objetos sexuales.

Notiespartano

Compruebe también

El arte de mantener la química sexual viva

Cuando inicias una relación, generalmente los primeros actos sexuales son fantásticos; hay mucho deseo, excitación y …