Sin condiciones democráticas para elecciones libres, revela un estudio hecho por Idea-UCAB

Este miércoles el Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (Idea) y la Universidad Católica Andrés Bello presentaron un informe conjunto sobre el proceso electoral en Venezuela, este documento concluye que actualmente no existen condiciones para que se pueda hablar de comicios democráticos.

El texto fue elaborado en conjunto por un equipo compuesto por Roberto Abdul, presidente de la ONG Súmate, Eglée González-Lobato, directora de la Cátedra Libre Democracia y Elecciones en la UCV, Luis Lander, uno de los directores del Observatorio Electoral Venezolano y Eugenio Martínez, periodista especializado en la fuente electoral; todos ellos coordinados por el politólogo y director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, Benigno Alarcón.

Una de las cosas que el texto critica ha sido la sistemática judicialización de los partidos opositores en Venezuela por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), algo que Eglée González-Lobato comentó en la presentación y aseguró que no se trataba de un fenómeno nuevo ya que “se ha registrado al menos desde el 2013”, pero agregó que “nunca antes se habían intervenido las juntas directivas de partidos políticos como ahora”, una decisión que el grupo de trabajo considera que “afecta no solo a los partidos sino también a los votantes”.

Esto, en conjunto con la arbitrariedad para el cambio ilegal de la normativa de la elección parlamentaria del 6-D como por ejemplo la cantidad de diputados a elegir y la eliminación del voto universal y directo para los indígenas, “pareciera estar diseñado para generar una pluralidad de partidos que tendrían una mínima incidencia política”.

De igual forma se critica la opacidad que ha marcado el proceso, desde los datos más básicos como la cantidad de centros electorales que se dispondrán para el 6-D, hasta los proveedores de software y hardware de las máquinas que componen el sistema de votación automatizado.

Creemos que desde el año 2004 hasta el 2017, el sistema automatizado venezolano tuvo una evolución buena, aceptable, que después de ese año podemos decir que nos hemos ido deshaciendo de este sistema automatizado”, comentó González-Lobato.

Roberto Abdul, presidente de la junta directiva de la ONG Súmate, durante su intervención en la presentación del informe criticó lo relacionado con el financiamiento de los partidos para la campaña. Señaló que actualmente el CNE se limita a simplemente registrar lo que los partidos declaran, esto en parte porque no cuentan con el personal para verdaderamente analizar las finanzas de las organizaciones políticas.

“¿Qué pasa? Que los partidos declaran montos y subestiman el valor de las campañas políticas. Es una formalidad que se cumple desde el CNE (…) Lo que se registra es el financiamiento que entra a las cuentas de la campaña, pero todo los aportes en especies no quedan registrados, entonces no se cuenta el traslado de gente, los vehículos, ni ese tipo de cosas”, cuestionó Abdul.

“Ha habido un deterioro progresivo de las condiciones electorales”

Como parte de las conclusiones del informe que presentó el coordinador del equipo de trabajo, el politólogo Benigno Alarcón, señaló que “ha habido un deterioro progresivo de las condiciones electorales” las cuales a su juicio “son mucho peores” que las que se pudieron observar para el año 2015.

Esta es una tendencia que no tiende a revertirse sino a agravarse. Creo que tiene que ver con las ventajas electorales que tenía el chavismo que en su momento era mayoría y ya no lo es, y que tenía la figura de Chávez que poco a poco va desapareciendo. El Gobierno se presenta ahora a un proceso electoral como minoría y con pocos recursos y eso explica que las garantías vayan en deterioro”, comentó.

Alarcón también criticó la enorme cantidad de postulaciones que se produjeron para estas elecciones, algo que, dice, beneficia a los candidatos del partido de gobierno, pues genera un ambiente en que el exceso de la oferta invisibiliza algunas postulaciones. “Hemos contabilizado hasta 14.000 candidatos compitiendo entre ellos, muchos de los cuales no pueden hacer visible su propuesta y se pierden entre los demás terminando casi anónimos”.

“Quienes participan en este proceso parecen no estar muy preocupados por las condiciones técnicas (…) Pareciera que nadie tiene nada que decir y esto preocupa porque pareciera que lo que vemos es un proceso sin condiciones de competitividad electoral”, comentó.

Notiespartano/Crónica.uno

 

 

Compruebe también

Cabello reactiva proceso legal contra El Nacional

Cabello está presionando a las instituciones judiciales para que se reactive el proceso legal contra El Nacional por “daños morales”