Los insulares no queremos más frustraciones sino esperanzas dice Morel Rodríguez

“En estos últimos años los esfuerzos de los margariteños y cochenses en ir a votar para elegir a alguien han sido frustrantes. De allí que los insulares no queremos más frustraciones. Lo que sí queremos es esperanza. Comparen y juzguen, margariteños y cochenses”. 

Lo anterior lo afirma Morel Rodríguez Ávila, ex gobernador del estado Nueva Esparta, al examinar la cruda situación que, en todo sentido, atraviesa la región insular y que, en su opinión, no enfrentó la pasada gestión regional ni menos la actual, por lo que hoy en día constituye una tragedia sin precedentes en lo social y en lo económico. 

Hizo referencia, por ejemplo, al pésimo manejo que estas dos administraciones y el gobierno central, llevaron a cabo en materia de turismo, importante sector, pilar de la economía insular junto al también desaparecido Puerto Libre: 

“Pareciera”, dijo, “que el gobierno nacional y el señor gobernador no se han dado cuenta de la grave situación que está confrontando el sector turismo en esta región, donde la mayoría de sus hoteles y posadas están cerrados y no se ve incentivo ni motivación alguna por parte del gobierno regional, para exigirle al gobierno central la urgente reactivación de lo que en propiedad sostiene la economía neoespartana”. 

Rodríguez Ávila advirtió que “ese abandono del oficialismo hacia Nueva Esparta, una vez más de evidencia en la medida recientemente adoptada que excluye a Margarita como destino de vuelos internacionales con turistas. Esa es una medida inaceptable. Que en la práctica significa la muerte lenta de una región, como la nuestra, que por su condición de insularidad, merece tratos especiales precisamente porque tiene en el turismo basa mentada su economía”. 

“Pero pareciera también que Nueva Esparta no tiene una autoridad que pueda con respeto y firmeza, plantearle al presidente de la república, la urgencia y obligación que tiene de resolverle a Margarita y Coche los graves problemas que confrontan las hombres y mujeres de esta tierra. Estamos huérfanos de gobernadores que hayan cumplido con exactitud sus principales obligaciones con el pueblo insular y buscando asegurarle un futuro provechoso a nuestro estado. Por el contrario, se han dedicado no a servir sino a servirse, al licor y al sancocho, mientras el pueblo no tiene comida, se multiplican los niños en la calle, las escuelas siguen abandonadas, y no se ve por ninguna parte intención alguna de buscar soluciones”.

Notiespartano

Compruebe también

Nueva Esparta reactiva el turismo con la llegada de 400 turistas rusos

Gracias al plan estratégico del Ministerio del Poder Popular para el Turismo de impulsar a …