Cicpc detiene en Caracas a presuntos involucrados en el crimen de chef internacional

En tiempo récord funcionarios adscritos al Eje Central de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) esclarecieron el homicidio de Javier Loango Paredes, de 38 años, quien fue hallado sin vida el pasado lunes dentro de su apartamento en la Av Baralt, en la ciudad de Caracas.

Fuentes policiales detallaron que la víctima presentaba múltiples heridas por arma blanca. Habría sido abordado dentro de su apartamento por tres sujetos, de los cuales dos están detenidos, quienes le propinaron varias puñaladas para robarle objetos de valor.

Los detenidos quedaron identificados como Winyerlber José Gregorio Anteliz Nieto, de 19 años de edad y Edixon José Romero, de 18 años, quienes participaron en la muerte de Loanga, abogado de profesión que trabajó en el Ministerio Público.

Un tercer sujeto que participó en el homicidio del abogado está siendo buscado por la policía científica, para que responda por su presunta responsabilidad en el crimen. Asimismo los funcionarios lograron recuperar un televisor, una laptop, un reloj de marca suiza y un CPU que habían robado los delincuentes luego de perpetrar el asesinato.

Vecinos desconcertados

Los habitantes del edificio Jota Paule se mantienen en alerta luego de este crimen. Loango era querido por la comunidad, ya que es recordado como un hombre alegre, colaborador y siempre dispuesto a solidarizarse con sus vecinos.

Además de ser abogado, Loango recientemente había culminado un curso que lo acreditaba como chef internacional. Su cuerpo fue llevado a la morgue de Bello Monte, para realizar los exámenes forenses que exige la ley.

Allí el cadáver fue reconocido por sus familiares, quienes lo retiraron del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) para su inhumación.

Notiespartano/CaraotaDigital

Compruebe también

Secuestraron y torturaron a tripulante de velero panameño cerca de Rio Caribe

Secuestraron y torturaron al tripulante de un velero panameño por presuntos piratas frente a las costas de Rio Caribe