Un PSUV mermado busca motivar a su militancia

Con el inicio de la campaña electoral en la mira, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) empezó a contactar a algunos votantes en las parroquias de Caracas, para informarles que habían sido reubicados, indicarles que los “irían a buscar” para llevarlos hasta sus centros de votación o armar el “padrón” de electores que pretenden movilizar para los comicios parlamentarios del 6 de diciembre, cuestionados por un sector de la oposición y parte de la comunidad internacional.

Dos habitantes de las parroquias Catia y Altagracia, que prefirieron la reserva de sus nombres, indicaron que personas, que se identificaron como integrantes de los consejos comunales de esas zonas, contactaron a electores por teléfono o en persona. “Hasta acá vinieron hoy (lunes) con un miliciano para hacer un censo del padrón electoral”, indicó un vecino de Catia.

La campaña electoral se inicia este martes y culminará el próximo 3 de diciembre en medio de la pandemia de la COVID-19, la escasez de combustible y grandes deficiencias en el suministro de servicios básicos como la luz, el agua y el gas. El pasado 15 de septiembre el presidente Nicolás Maduro generó gran controversia al expresar que la milicia podría participar en el traslado de votantes.

“En el marco del Plan República se establecerán medidas de bioseguridad estrictas y a través de la Milicia Nacional Bolivariana se establecerán formas de traslado, transporte, facilidades de bioseguridad, guantes, mascarillas, alcohol, a todos los electores que quieran ir voluntaria y libremente a votar, desde su hogar, desde su comunidad, hasta el centro de votación, y del centro de votación hasta su casa”, dijo en una alocución junto con el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

Campaña roja apagada

A pesar de que el chavismo ha mantenido su activismo político en los sectores populares, líderes comunitarios consideran que el PSUV ha visto mermada su capacidad de repartir comida o implementos como el gas para hacer campaña a los votantes de Caracas.

«Los recursos están llegando a quienes están en el aparato, no a la gente. Ya no vas a tener ‘mi casa bien equipada’, las motos y los (autobuses) Yutong, las baterías, que se daba al sector transporte. No les veo esa cosa dispendiosa que tenía antes”, indicó Ángel Cacique, candidato por el partido Unión Progreso y dirigente social de Catia.

Con esta apreciación también coincidió Francisco Moya, dirigente comunitario de la parroquia Santa Rosalía. “No he visto en sí una campaña intensa en la parroquia. Uno que otro panfleto de Javier Bertucci, alguno del Partido Comunista, más que nada las convocatorias que se hacen por esos grupos”.

Cacique señaló que, incluso, seguidores del chavismo han tenido dificultades para conseguir combustible para regresar a sus casas luego de asistir a actividades proselitistas. Explicó que hay retraso en la venta de las bolsas del Clap y que tampoco está llegando el gas con regularidad a la comunidad. “La percepción que tengo es que se están moviendo políticamente. Están haciendo sus cosas, pero se les están generando dificultades en la captación de votos, que es donde podemos hablarle a esa gente molesta, a la que no le van cumplir con las promesas y que pudiera votar en contra”.

Notiespartano/Cronica.uno

Compruebe también

Maduro calificó de provocación discursos de presidentes de Paraguay y Uruguay

Maduro calificó este domingo de «provocación» los discursos de los mandatarios de Uruguay, Luis Lacalle, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez