Presidente Perú niega nuevas denuncias corrupción

LIMA, 19 oct (Reuters) – El presidente de Perú, Martín Vizcarra, negó el lunes nuevas denuncias de actos de corrupción cuando era gobernador hace siete años, pero su situación podría complicarse luego de que un fiscal decidió abrir una investigación preliminar en su contra.

Vizcarra, cuyo mandato culmina en julio del próximo año, fue señalado por tres nuevos aspirantes a colaborador de la justicia como el receptor de un soborno de 1,3 millones de soles (363.000 dólares) de una empresa que ganó la construcción de un hospital en el 2013, según reportes de prensa difundidos el domingo.

Es la segunda acusación de este tipo en la última semana contra Vizcarra, quien hace años se desempeñó como jefe de la región sureña de Moquegua, en momentos en que el país minero se alista para una campaña electoral por los comicios presidenciales del 11 de abril del 2021.

«Yo tengo una línea de conducta desde hace 20 años y en cada uno de los actos he demostrado honestidad y franqueza», dijo el lunes Vizcarra en una entrevista con la radio local Santa Rosa, al referirse a las denuncias de corrupción.

En una entrevista al canal América Televisión en la noche del domingo, el mandatario sostuvo que las acusaciones buscan tumbar al Gobierno. «Hay un esfuerzo político y económico para sacar a Vizcarra, porque quisieran incluso que las elecciones no sean en abril y eso es lo riesgoso», afirmó.

De acuerdo a la nueva denuncia, Vizcarra recibió el dinero en seis partes entre 2014 y 2016, la última personalmente de 60.000 dólares en la casa de un exministro y cuando el ahora mandatario era ministro de Transporte y Comunicaciones.

CONGRESO A LA CARGA

Por estos casos, el fiscal Germán Juárez -miembro de un equipo que investiga sobornos de constructoras peruanas y extranjeras- dijo que investigará a Vizcarra por «los presuntos delitos de cohecho y colusión», según una carta que dirigió a sus superiores el viernes y difundida en la prensa local.

El fiscal deberá esperar hasta que Vizcarra termine su mandato para poder levantar cargos. Según la Constitución de Perú, el presidente sólo puede ser acusado durante su período por traición a la patria o por impedir las elecciones.

Con ello Vizcarra, de 57 años, se unirá a la lista de los cuatro expresidente peruanos que son investigados o acusados de corrupción por recibir presuntos sobornos de empresas constructoras, entre ellas de la gigante brasileña Odebrecht.

El mandatario refirió que desde el Congreso, dominado por la oposición, se cocina un nuevo plan para destituirlo y dijo que representantes de los dos partidos más grandes del Legislativo le pidieron a inicios del año que retrasara las próximas elecciones.

Portavoces de los dos partidos negaron esa versión y algunos legisladores han anunciado que apoyarían un nuevo pedido de vacancia de Vizcarra, quien asumió al poder el 2018 tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski por un caso de corrupción.

«Es una persona irresponsable que está contribuyendo a una mayor inestabilidad», dijo Otto Guibovich del partido Acción Popular sobre Vizcarra. «El presidente debe ir pensando seriamente en dar un paso al costado» agregó.

Vizcarra se salvó en septiembre de una destitución en el Congreso por su vínculo con la contratación irregular de un cantante poco conocido como asesor motivacional, en un caso que la fiscalía dice que «existe mérito» para investigar al presidente cuando culmine su mandato.

Una nueva crisis política en Perú complicaría los esfuerzos del país para revertir una profunda recesión económica y luchar contra la pandemia del coronavirus, cuyos contagios suman casi 870.000 y los fallecidos 33.800, según datos oficiales.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

Ataques armados en Colombia dejan 13 muertos

Los sujetos armados no identificados atacaron a 14 personas que se encontraban en una finca …