Utensilios de cocina: ¿Cuáles son sus efectos en la salud?

Constantemente se nos menciona la importancia de mantener una correcta alimentación. Esto implica hacer una selección de los alimentos que son buenos para nuestra salud y evitar aquellos que nos ocasionarán problemas a futuro.

Sin embargo, así como tenemos cuidado en elaborar platos saludables, también debemos inspeccionar los utensilios que utilizamos al momento de preparar los alimentos. Debes saber que el material de ollas, sartenes y demás artículos de cocina podrían diluir algunos de sus componentes hacia los alimentos.

Materiales comúnmente empleados en utensilios de cocina

Aluminio

Los utensilios de aluminio son muy demandados en el mercado. Anteriormente, se pensaba que este material aumentaba el riesgo de la enfermedad del Alzheimer. De acuerdo con el Reporte Mundial de Alzheimer en 2015, en México hay unas 800 mil personas con demencia, de las cuales 64% eran mujeres, las cuales presentan mayor incidencia de EA al tener expectativa de vida más larga. Sin embargo, la Asociación para el Alzheimer mencionó que el uso de estos utensilios no son un riesgo mayor para esta afección.

Cobre

Las ollas de cobre se caracterizan por calentar de manera uniforme. Pero si no cuenta con un recubrimiento pueden provocar náuseas, vómitos y diarrea. También existen sartenes de cobre, los cuales están cubiertos con otro metal para evitar el contacto con los alimentos. Pero suele desgastarse con el paso del tiempo y permitir que el cobre se disuelva en el alimento.

Hierro

Las vajillas de hierro fundido pueden incrementar la cantidad de este mineral en la dieta. Esto no resulta favorable para quienes padecen trastornos metabólicos.

Politetrafluoroetileno (PTFE)

Más conocido como teflón, es una sustancia presente en utensilios antiadherentes. Anteriormente fue asociado con el riesgo de padecer cáncer debido al PFOA, una sustancia que se utilizó durante mucho tiempo como recubrimiento antiadherente en utensilios tradicionales de teflón. Sin embargo, hoy en día están fabricados de otra manera.

Diversos estudios y organizaciones relevantes como la OMS, menciona que no existen evidencias científicas para clasificar el PTFE como cancerígeno. Pero este material no debe dejarse sin vigilancia a temperaturas altas, ya que puede provocar la liberación de humo.

Cerámica

La cerámica no libera sustancias nocivas luego de varios usos y puede ser expuesta a temperaturas muy altas. Las ollas y sartenes de cerámica están libres de PFOA, plomo, cadmio y otros elementos que pueden causar daño a quienes cocinen sobre ellos.

Aunque la superficie está principalmente fabricada de cerámica (en especial aquella que entrará en contacto con los alimentos), la base que recibe el calor directamente de la hornilla suele estar elaborada con metales para mejor conducción del calor, como aluminio y acero inoxidable.

Acero inoxidable

Este material es de bajo costo y permite subir al máximo la temperatura. Tiene una superficie sólida que no se desgasta fácilmente. Por tanto, son ideales para aquellos que saben cocinar y son capaces de modular las temperaturas en función del alimento. Son altamente recomendables.

Compruebe también

Prueban primer tratamiento de lesiones de médula espinal con células iPS

Investigadores de la Universidad Keio en Tokio han emprendido el primer estudio clínico del mundo …