Juan Manuel Santos dispuesto a reunirse con Álvaro Uribe

Juan Manuel Santos, en entrevista con María Jimena Duzán, confesó que estaría dispuesto a reunirse con el expresidente Uribe. «Si a mi me toca ir a hablar con Uribe lo haría de mil amores» dijo.

Sobre lo que plantea en último libro, Un mensaje optimista para un mundo en crisis, en el que propone que la sociedad debería encontrar las vías para lograr las reformas necesarias para el país, afirmó que «Uribe sí tendría que estar ahí». Para el expresidente, «a este país esa división entre Uribe y Santos no le ha hecho sino daño».

Santos afirma que estaría dispuesto a sentarse con el expresidente Álvaro Uribe para encontrar puntos en común y superar la polarización. «Él tiene un partido político, yo soy solo una persona, un expresidente» dice «pero con mucho gusto puedo convencer a otros dirigentes políticos que este acuerdo es lo mejor que le puede pasar al país y lo único que puede salvar a este Gobierno».

Ante la pregunta de si ve esa posibilidad factible, aún con las últimas declaraciones de Uribe, Santos respondió: «Me pueden seguir calumniando como lo han hecho los últimos diez años, eso me tiene sin cuidado, yo estoy listo a ser positivo, constructivo y a contribuir con un granito de arena si se necesita». Para Santos, esa reunión es necesaria para que «el país se distencione y encuentre la moderación» de lo contrario, ve la posibilidad de que el país continúe en una polarización que «lo paraliza». «La polarización le quita a la democracia ese consenso mínimo que se necesita para tomar decisiones y avanzar» explica.

«Lo primero de lo que me acusó Uribe fue de haberlo traicionado» explicó Santos, «de ahí en adelante me acusa de todo lo humano y lo divino». El expresidente asegura que nunca ha respondido con acciones legales, ni piensa hacerlo, «está perdonado, no guardo ningún rencor». Santos afirma estar dispuesto a hablar con Uribe sobre los temas importantes para Colombia, como sería una reforma rural. «Si él quiere, donde quiera, yo estaré ahí» dijo.

Frente a la posibilidad de una reunión con el presidente Iván Duque, Santos afirmó: «Él no quiere oír de mi nombre, aparentemente. Ni me menciona». Reiteró que siente que su deber como ciudadano es apoyar en la medida de lo necesario y que ha se ha puesto a disposición en momentos como la llegada de la pandemia, pero que realmente está tranquilo con su vida fuera del protagonismo.

«Si me necesitan, estoy dispuesto a proponer y construir, de otra forma lo mejor es seguir como estoy, con mi familia, escribiendo», dijo, y recordó que está esperando la llegada de su segundo nieto. «Estamos muy contentos, es una vida muy agradable», afirma.

Notiespartano/Semana

Compruebe también

Brasil prevé un repunte de la energía solar antes del recorte a las subvenciones

Por Luciano Costa 20 abr (Reuters) – El sector energético se está apresurando para registrar …