No hubo acuerdo entre María Corina y Guaidó en el Pacto Unitario

No hubo ningún tipo de acuerdo entre las posiciones de la dirigente política María Corina Machado y Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y líder de la oposición venezolana reconocido por más 70 países sobre la propuesta de pacto unitario que anunciara con anterioridad.

Según Machado la conversación que sostuviera con el presidente del interinato fue “franca y clara” y éste le planteó su decisión de realizar una nueva consulta para los venezolanos.  “Mi respuesta es que ya fuimos consultados el 16 de julio de 2017 y que allí hay un mandato incumplido”, recordó.

A continuación las declaraciones de María Corina Machado a través de un “hilo” publicado en su cuenta de Twitter

En esa reunión NO se logró una articulación por las siguientes razones:

Guaidó planteó su decisión de impulsar una nueva consulta a los venezolanos: Los venezolanos ya fuimos consultados el 16 de julio de 2017 y se incumplió ese mandato. Los ciudadanos conocen la naturaleza del régimen criminal que enfrentamos. No salen con votos y no hay nada que consultar.

No es verdad que los venezolanos sólo tienen para escoger entre la permanencia indefinida de Maduro, a través de farsas electorales, o la permanencia indefinida del Gobierno Interino, a través de consultas plebiscitarias. La alternativa para la liberación de Venezuela es la Operación de Paz y Estabilización (OPE), que exige coordinar fuerzas internas y externas en una estrategia sólida.

Al Presidente Interino le quedan 120 días para hacer lo que no ha hecho en 17 meses. La angustia de la gente en la calle no es lo que se va a hacer el 5 de enero, es lo que hay que hacer hoy.

Ni María Corina, ni Vente Venezuela participarán en una agenda de distracción disfrazada de unidad junto a personas señaladas por corrupción y complicidad. Guaidó responde al G4, conformado por las cabezas de los partidos en la Asamblea Nacional.

María Corina y Vente Venezuela apoyaron a Juan Guaidó como presidente encargado en enero de 2019 porque se comprometió con la innegociable salida del régimen de Nicolás Maduro. Apoyamos lo que aspirábamos sería un gobierno interino centrado en el objetivo del cese de la usurpación. Así lo manifestamos públicamente, a través de dos correspondencias privadas que nunca contestaron y en tres reuniones antes de la de este sábado.

La ruta que apoyamos en enero, con la aprobación del 233 constitucional, fue cambiada. Ocurrió el desastre de la ayuda humanitaria, participaron en la aventura del 30 de abril junto a los jefes de las mafias: Raúl Gorrín, Padrino López, Maikel Moreno y otros; iniciaron un falso diálogo de espaldas al país e incorporaron a los ex diputados chavistas a la Asamblea Nacional, quienes, finalmente, lograron su objetivo: terminar de implosionar su funcionamiento.

Insistimos en la construcción de una opción de fuerza y la activación del Tiar para empujarlo. María Corina contribuyó personalmente en esa tarea y eso fue dilatado, sin que existiera compromiso del Interinato.

Se negaron a la aprobación del artículo 187.11, que sería parte del marco jurídico para el apoyo internacional y un mensaje inequívoco, tanto a nuestros aliados internacionales como al propio régimen. Pudimos crear un dispositivo en el cual la coalición internacional pueda desarrollarse con fundamento en la misma Constitución que te ha hecho Presidente interino.

Insisten en proponer un Gobierno de Emergencia Nacional, 17 meses después de que se nombró a Guaidó presidente interino, pero Guaidó es el gobierno de emergencia nacional, o así debió serlo.

Mientras Guaidó y el Interinato no suelten las amarras que los atan a grupos o individualidades que han hecho mucho dinero de la mano del régimen y que han infiltrado o financiado a actores de la oposición, no habrá unidad, ni salida. Los diputados y dirigentes que ahora cohabitan abiertamente salieron de esos partidos políticos.

Son muchas las denuncias que debieron ser procesadas y sobre las que la sociedad espera respuesta, para bien del prestigio del liderazgo democrático venezolano. La dura realidad es que el cese de la usurpación como objetivo irrenunciable pretende ser neutralizado, y algunos de los dirigentes y partidos con los cuales opera Guaidó se han movido hacia una posible participación en las elecciones fraudulentas del régimen.

La unidad es un concepto valioso que no debe ser usado en maniobras políticas. La unidad se construye alrededor de objetivos previamente definidos y bajo códigos de conducta.

Acompañaremos la unidad cuando sea para salir de Maduro y su régimen en el plazo más corto posible a través de una operación nacional e internacional.

Notiespartano

Compruebe también

Foro Penal denuncia que hay 302 «presos políticos» en Venezuela

La ONG venezolana Foro Penal denunció, el pasado jueves 10 de junio, que en el …