17 países rechazan prorrogar elección del presidente del BID

Estados Unidos y 16 países rechazaron  posponer la elección del próximo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en un espaldarazo al candidato de Washington, un asesor del presidente Donald Trump que ha generado resistencia en la región.

“Nuestros pueblos necesitan soluciones que no se pueden postergar”, señalaron los 17 países el martes 18 de agosto del 2020, en una declaración difundida por la cancillería colombiana.

El texto fue suscrito por Bahamas, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Surinam y Venezuela, que en el BID está representada por un delegado del jefe parlamentario y líder opositor, Juan Guaidó.

“La elección del presidente del BID es de suma importancia para nuestra región (…). Instamos a todos los países miembros a cumplir, en el tiempo indicado y forma, con las resoluciones ya aprobadas”, señalaron los firmantes.

Según decidió en julio el directorio ejecutivo del banco, el sucesor del colombiano Luis Alberto Moreno debe votarse en una reunión virtual del 12 al 13 de septiembre. Inicialmente, la elección iba a ser en marzo en la asamblea anual del BID en Barranquilla, Colombia, pero fue reprogramada para marzo de 2021 “por motivo de la pandemia”.

El gobierno de Trump anunció en junio la nominación de Mauricio Claver-Carone, un abogado de origen cubano actual encargado de los asuntos latinoamericanos en el Consejo de Seguridad Nacional de Trump y conocido por sus posturas de línea dura hacia la Cuba castrista y la Venezuela de Nicolás Maduro.

El BID, principal fuente de financiamiento para el desarrollo de América Latina y el Caribe, nació en 1959 en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y ha tenido sólo cuatro presidentes: el chileno Felipe Herrera (1960-1970) , el mexicano Antonio Ortiz Mena (1970-1988) , el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005) , y Moreno.

Con la postulación de Claver-Carone pareció romperse el acuerdo tácito entre los países de que la titularidad del BID corresponde a Latinoamérica.

Argentina y México, por el aplazamiento 

Argentina, que quiere asegurarse que esa tradición se mantenga, insistió la semana pasada con aplazar para marzo la decisión del reemplazo de Moreno, alegando que la pandemia impide ahora una elección presencial “como corresponde”.

Costa Rica, Chile y México también se pronunciaron a favor de postergarla, al igual que el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE) , Josep Borrell, que así lo recomendó a los países europeos miembros del BID.

Ante la ofensiva liderada por Argentina, Claver-Carone acusó al gobierno de Alberto Fernández de buscar “obstaculizar” la votación, en declaraciones consideradas “agresivas” por Chile.

Argentina postula a Gustavo Beliz, secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, mientras Costa Rica promueve la candidatura de la expresidenta Laura Chinchilla.

El presidente del BID es elegido por la Asamblea de Gobernadores, la máxima autoridad de la institución, que reúne a sus 48 países miembros. Cada país designa a un gobernador, cuyo poder de voto está directamente vinculado al capital que suscribe.

Para que la elección se lleve a cabo debe participar una mayoría del total de gobernadores, incluyendo una mayoría de los gobernadores regionales, que representen un poder de voto de al menos 75%.

Estados Unidos, el mayor accionista de BID, posee el 30% del poder de voto. Los otros 16 países que el martes desestimaron postergar la elección suman otro 23,9%.

Del otro lado, Argentina, México, Chile y Costa Rica alcanzan en total poco más de 22%.

Otros miembros del BID con porcentaje significativo de poder de voto son Canadá, con 4,0%, y Japón, con 5,0%. Entre los europeos, los principales accionistas con Italia (1,966%) , España (1,964%) , Alemania (1,896%) y Francia (1,896%) .

Notiespartano/El Comercio

Compruebe también

“Colombia no puede tener relaciones diplomáticas con Venezuela”

“Colombia no puede tener ningún nexo diplomático con Venezuela, y reiteró que las relaciones internacionales sólo las maneja el Ejecutivo