Imputan por asesinato al agente que mató a un afroamericano en Atlanta

La justicia estadounidense imputó este miércoles (17.06.2020) por asesinato al policía blanco que mató a un ciudadano afroamericano hace cinco días en Atlanta, un drama que reavivó los llamados a reformar las fuerzas de seguridad que surgieron a raíz de la muerte de George Floyd.

Ante las protestas que llenaron las calles de Estados Unidos, se multiplican las iniciativas tanto a nivel local, como en Washington y en la ONU, para poner fin a la violencia policial que castiga especialmente a la población afroestadounidense.

Tras la modesta reforma policial decretada por el presidente Donald Trump, los senadores republicanos presentaron este miércoles un proyecto de ley para acabar con las «llaves de estrangulamiento» y cambiar la formación de los agentes de policía.

Pero el texto no aborda la amplia inmunidad de la que gozan los policías, precisamente uno de los mayores motivos de descontento de quienes se han manifestado en el país tras la muerte de Floyd a manos de un policía blanco, el 25 de mayo, en Minneapolis.

Cuando parecía que la protesta iba perdiendo peso, un nuevo suceso, ocurrido el viernes por la noche en Atlanta, volvió a encender la ira popular. Rayshard Brooks, un padre de familia negro de 27 años, murió después de que un policía blanco le disparara dos veces por la espalda en un aparcamiento. 

El agente, Garrett Rolfe, de 27 años, quería detener a Brooks por estar ebrio en la vía pública. Este miércoles fue imputado por asesinato, tras ser despedido de la policía al día siguiente de matar a Brooks. En el estado de Georgia, ese cargo puede ser castigado por la pena de muerte.

Notiespartano/DW,com/EFE

Compruebe también

Ministros de Salud del G7 a reunión urgente amenaza ómicron

Ministros de Salud del G7 discutirán de urgencia este lunes (29.11.2021) la preocupante expansión de la variante ómicron