Protesta contra el racismo en Sídney desafía el covid-19

Centenares  de australianos se congregaron hoy en el centro de Sídney para protestar contra las muertes de aborígenes cuando se encontraban bajo custodia de las autoridades, a pesar del peligro de un contagio masivo de covid-19 y de no contar con el permiso para manifestarse.

«Primero, que dejen de encarcelar a los indígenas y segundo que no haya más muertes en la cárcel. En los últimos 40 años ha habido alrededor de mil muertes en prisión y nunca un policía o un guardia de la cárcel ha sido acusado de nada», así explicaba el motivo de la manifestación Raúl Bassi, secretario de la Asociación de Justicia Social para los Indígenas.

La Policía del estado de Nueva Gales del Sur bloqueó el perímetro del Ayuntamiento de Sídney y desplegó unos 600 agentes y vehículos policiales para prevenir la protesta, tras haber explicado que ésta «no está autorizada» debido a que los organizadores no han comunicado oficialmente de esta manifestación con siete días de antelación, pero no llegaron a producirse situaciones de violencia.

Frente al ayuntamiento un grupo de jóvenes comenzó a corear «qué vidas importan, las vidas de los negros» y «no fue un accidente, fue un asesinato», a pesar de que la Policía les ordenó dispersarse a riesgo de ser detenidos, con lo que los manifestantes se desplazaron de forma pacífica hasta dispersarse antes de la Estación Central.

 

Compruebe también

Se formó otro cono de lava del volcán de La Palma

La acumulación de piroclastos generó un nuevo cono en el volcán de la isla española …