Nuevo financiamiento de Pdvsa sería una apuesta política

Óscar Bohórquez Hurtado, corredor de títulos de valores y tasador, calificó de “increíble” la noticia acerca de una obtención de «fondos frescos» por parte de la directiva de Petróleos de Venezuela SA (Pdvsa) designada por Juan Guaidó, con la finalidad de cancelar la deuda adquirida por Citgo.

A su juicio, este movimiento podría representar una apuesta política por parte de los compradores de los bonos emitidos.

Los nuevos títulos de deuda transados por Pdvsa bajo el monto de 1.125 millones de dólares, poseen un límite de devolución para mediados del año 2025, con el pago de una tasa de interés del 7%.

Según la información suministrada por Citgo, la finalidad de dicho movimiento consiste en utilizar los recursos para pagar la deuda específica que tiene la filial de Pdvsa, cuyo monto se tasa en 614 millones de dólares. El dinero restante será empleado para el mejoramiento del flujo de caja de la compañía extranjera.

A propósito de ello el consultor jurídico explicó que a pesar de ser una situación normal, “lo primero que ven los inversionistas es el riesgo que corre su futura inversión (…) No van a colocar dinero en una compañía desconocida, mal manejada, con tendencia a la quiebra, o que su administración no esté estable, o que su legalidad pueda ser cuestionada. Situación en la que se encuentra Pdvsa actualmente”.

Detalló que además de ello la empresa perteneciente al Estado venezolano se encuentra en “condiciones muy comprometidas que atentan contra su productividad”, por causa de la inestabilidad política que ostenta la Nación.

Bohórquez argumentó que el país posee actualmente “dos poderes ejecutivos, tres poderes legislativos y dos Tribunales Supremos de Justicia que compiten por ser los legítimos, cada uno de ellos, frente a su respectivo «alter ego»”. Por lo tanto, “la legalidad de las operaciones que cualquiera de los dos grupos de poderes realiza está severamente comprometida”, agregó.

Con respecto a Pdvsa, indicó que se trata de una compañía que goza de dos juntas directivas totalmente distintas, ha evidenciado un importante declive en su producción petrolera, no se encuentra en la capacidad de refinar crudo para la producción de gasolina, “ni siquiera para abastecer el mercado interno de su país originario”.

Además “mantiene altos volúmenes de endeudamiento, que no lucen fáciles de cubrir con su actual flujo de caja, por lo que entró en un proceso de Reestructuración profunda que dirige actualmente el ministro Tareck El Aissami”, aseveró.

Por otro lado, recordó que Citgo, compañía ante la que se asumió el nuevo endeudamiento, se encuentra “sometida a sentencias judiciales de los tribunales americanos que amenazan los activos de la compañía, con procesos de ejecución de sentencias, hoy paralizados por acciones de la administración Trump”.

Frente a cada uno de los factores explicados, en días previos Bohórquez consideraba que sería absolutamente improbable de concretar la colocación de deuda por Pdvsa Ad Hoc. “Salvo que el comprador de los bonos emitidos lo haya hecho porque está identificado políticamente con la corriente que representa Guaidó o tenga la certeza de que la deuda será honrada a su vencimiento (…) Lo cual, también significaría, una apuesta política”, concluyó.

Notiespartano/El Universal

Compruebe también

Las operaciones realizadas el 15Sep aparecerán con el código 1509

El Banco de Venezuela explicó este jueves, 23 de septiembre, que las operaciones realizadas el …