El monasterio colgante de Sumela, en Turquía

Dicen que «La Fe mueve montañas»… y, en este caso, las ha esculpido, modelado y decorado para convertirlas en toda una obra de arte, suspendida en las montes Zingana, en Turquía, a 1200 metros de altitud. Acompáñanos en nuestro viaje al Monasterio de Sumela, un fantástico lugar que recorreremos y admiraremos en todo su esplendor.

Trabzon, comienza el viaje

Trabzon

El Monasterio de Sumela se encuentra a las afueras de la ciudad turca de Trabzon, en el Mar Negro, dentro del Parque Natural del Altindere. Para llegar hasta aquí lo mejor es ir en avión hasta Estambul y luego en autobús hasta Trabzon donde podremos alojarnos. Trabzon es una bonita ciudad que atrae mucho turismo,ya sea por encontrarse a pocos kilómetros del monasterio, por la Iglesia de AyaSofya, la Villa Ataturk o su Tas Han. Esto hace que cuente con todos los servicios necesarios para acoger a los visitantes: hostales, pensiones y hoteles de todos los precio,s así como restaurantes y bares, aunque no hay mucha vida nocturna.

Parque Nacional del Altindere

Parque Nacional Altindere

Ahora pongámonos en camino hacia el Parque Natural del Altindere a 46 km de Trabzon. Dejaremos nuestro coche o autobús en el aparcamiento del parque y nos adentraremos en él para admirar la rica naturaleza del valle: pasaremos cerca del río Oro, famoso por sus truchas, y tras media hora de paseo por un camino empinado, no apto para todos los públicos, llegaremos a los pies del monasterio.

Acueducto de Sumela

Acueducto Sumela

¡Vamos, que nuestra subida al monasterio no ha hecho más que empezar! Al acabar el camino llegamos a los pies de la montaña sobre la que pende el monasterio y a sus pies nos encontramos el Acueducto con sus enormes arcos, que abastecía el monasterio. Cerca de él, el último obstáculo que debemos superar para llegar a nuestra meta: las empinadas y estrechas escaleras que llevan a las terrazas del monasterio.

Plaza del Monasterio

Plaza del monasterio

Finalmente llegamos a la plaza interna del conjunto, que parece estar en un pueblecito abandonado, pues en la plaza vemos varios edificios como el de la Biblioteca, Capillas, las Cocinas, una Casa de Huéspedes, el edificio que albergaba las habitaciones de los estudiantes, y una fuente, donde recogían el agua procedente del deshielo, que los musulmanes veneraban por ser milagrosa.

Iglesia de la Roca de Sumela

Iglesia Sumela

El edificio principal del conjunto es la Iglesia de la Roca de Sumela, construida en el 386 d.C. por los monjes ortodoxos griegos y en la que, según cuenta la leyenda, se apareció la Virgen María. Sólo queda el ábside y se encuentra decorada por completo, tanto en su exterior como en su interior, por frescos que representan la historia de Cristo y la Virgen María. ¡Maravillosa!

Monasterio de Sumela

Monasterio

Para acabar nuestra visita entraremos en el Monasterio y recorreremos las 72 habitaciones que lo componen, repletas de obras de arte de orden religioso. El edificio fue construido entre los siglos XII al XIV y en su diseño se pueden apreciar las influencias turcas en las hornacinas, chimeneas y disposición del edificio que rodea un patio interno, quedando al exterior los balcones que asoman desafiantes al precipicio: ¡unas vistas inmejorables de todo el Parque Nacional del Altindere!

Desde su creación este lugar ha sido objeto de peregrinación, tanto por su historia como por su belleza. Acércate tu también y cuéntanos tu experiencia.

Compruebe también

A partir de febrero de 2022 Air Europa vuelve a operar de Córdoba a Madrid…

Diego García, director general para Air Europa, informó que a partir de febrero del próximo …