5 increíbles islas de Tailandia

Destino turístico por excelencia, Tailandia encierra miles de lugares maravillosos. Esta vez nos vamos a detener en algunas de sus islas y archipiélagos más hermosos. Playas increíbles, aguas cristalinas, formaciones rocosas sorprendentes y fondos marinos de un gran valor, verdaderos paraísos en los que disfrutar de unas vacaciones increíbles. ¡Conócelos!

1. Archipiélago de Ang Thong

Archipiélago-de-Ang-Thong

El impresionante Parque Nacional de Ko Ang Thong Mu es un archipiélago de casi 50 escarpadas y boscosas islas, en su mayoría deshabitadas. Una maravilla de la naturaleza en la que no faltan cuevas, lagos y arrecifes de coral.  Desde lo más alto de la isla Wua Talab se puede disfrutar de una fantástica panorámica de este idílico lugar en el que, por supuesto, también hay playas de blanquísima arena.

2. Koh Samui      

Koh-Samui

La tercera isla en tamaño de Tailandia era conocida hasta hace unas décadas por ser la mayor plantación de cocoteros del mundo. Ahora, sin embargo, es uno de los principales destinos turísticos del país. No es de extrañar, la isla ofrece unos bellísimos paisajes interiores con hermosas cascadas y unas playas maravillosas, separadas por curiosos promontorios rocosos.

3. Koh Similan

Koh-Similian

La isla, que da nombre a todo un archipiélago, es para muchos, el mejor sitio de Tailandia para practicar el submarinismo por sus arrecifes de coral y su maravillosa fauna y flora marina. Sobre el agua destacan impresionantes formaciones rocosas, enormes bloques de granito erosionados durante miles de años hasta darles un aspecto redondeado  muy característico.

4. Koh Phi Phi

Koh-Phi-Phi

Las islas de esta región han sido calificadas como las más bellas del mundo. En una de ellas, en  Koh Phi Phi Lee, es donde se rodó la película “La playa”, con Leonardo di Caprio. Pero más allá de la anécdota y de los lugares más turísticos, en estas islas puedes encontrar pequeñas y tranquilas calas a las que solo se puede acceder desde el mar.

5. Koh Kood

Koh-kood

Mucho menos turística que las anteriores, es la  isla más oriental de Tailandia y también una de las más hermosas. Una isla prácticamente virgen, de playas paradisíacas, aguas trasparentes y bonitas cascadas en sus selvas interiores. A todos estos rincones se puede llegar sin problemas en bicicleta, porque la isla apenas tiene 23 kilómetros de largo.

Compruebe también

Bolivia: Sucre destino encantador

Sucre, en Bolivia, es un destino encantador para disfrutar de toda la cultura, historia y …