Las cinco hierbas que previenen la demencia

Todos queremos que nuestro cerebro este enfocado y en forma todos los días, pero ciertos factores de nuestra vida cotidiana como horas extras en el trabajo, el agotamiento y el comer de más puede nublar al cerebro. Los estudios han mostrado que el mantener al cerebro en forma en el transcurso de nuestras vidas ayuda a disminuir el riesgo a sufrir de enfermedades neurológicas como el Alzheimer y Parkinson conforme envejecemos. Pero…los grandes cambios en su estilo de vida son difíciles de mantener. ¿Cómo nos mantenemos enfocados de manera sencilla y con algo que nos facilite hacernos de ese hábito?

La respuesta es ¡hierbas! Una alimentación apropiada hace una GRAN diferencia en la salud de su cerebro y las hierbas además hacen que la comida sepa deliciosa. Las hierbas en nuestra lista han sido estudiadas por su efecto en el Alzheimer o en el fortalecimiento del conocimiento en general. Cada una es para mejorar la comprensión, el pensamiento, la memoria y el aprendizaje humano.

Empiece añadiendo las siguientes cinco hierbas en sus comidas y pronto notará que su pensamiento es más claro y tiene reacciones más rápidas. Atajo: cada una de estas hierbas pueden ser tomadas en pastilla. Solo asegúrese de tenerlas en su lista de compras. La hierba #1 ¡no es solo para las comidas de las festividades!

1. Salvia

La salvia no solo se utiliza en las comidas elegantes. Es deliciosa con el pavo y el relleno, pero también en sopas, omelet, verduras, tés y platillos de papas como el gnocci. La salvia ha sido utilizada en la medicina holística por siglos. La ciencia esta actualizándose a un estudio del 2017 que revela que la hierba mejora la memoria incluso en personas que ya han sido diagnosticadas con Alzheimer.

La salvia está llena de antioxidantes y contiene antiinflamatorios, que le pueden ayudar a sentirse mejor en general. Otros beneficios de una dosis diaria de salvia incluyen una mejor salud bucal, baja el nivel de azúcar y colesterol incluso ofrece protección contra el cáncer.

2. Cúrcuma

La cúrcuma es una especie llena de sabor y color que le da ese sabor distintivo al curry. Es lo más cercano a una especie milagrosa porque ayuda con tantos achaques. Para empezar una dosis diaria impulsa la salud del cerebro y ayuda ahuyentar al Alzheimer despejando los beta-amiloideas que son parte de la formación de placas cerebrales relacionadas al Alzheimer.

La cúrcuma, con su ingrediente activo llamada curcumina, tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios en el cuerpo. A mucha gente le gusta tomarla para problemas de articulaciones y dolores de rodillas, sube el ánimo y protege contra enfermedades del corazón y cáncer. La cúrcuma hace buen equipo con el pollo y platillos de verduras. Consejo profesional: agrega una pizca de pimienta negra para que tu cuerpo aumente la absorción de la curcumina.

3. Gingko biloba

El Ginkgo biloba ha sido utilizado en la medicina tradicional china para tratar la demencia, lo cual tiene sentido porque viene de un árbol de origen chino. Un estudio del 2015 confirmo que este tratamiento de antaño puede atrasar la decadencia cognitiva del paciente con Alzheimer utilizando cierto extracto del ginkgo biloba.

No espere a experimentar problemas con la memoria – el ginkgo biloba puede incrementar las funciones cognitivas en un cerebro sano mejorando el flujo de sangre. El extracto es utilizado comúnmente para aliviar la depresión y la ansiedad. Los dolores de cabeza, incluso migrañas, pueden responder al ginkgo biloba y adicionalmente está pensando que ayuda en la salud del ojo y a la visión.

Mientras la mayoría de las personas no cocinan con el ginkgo biloba en vez de eso toman un complemento, también puede comer nueces de ginkgo y son deliciosas.

4. Ginseng

Otra gran hierba que ayuda a ahuyentar los problemas con el beta-amiloideo del cerebro es el ginseng. Ha sido popular en la medicina herbal por cientos de años y ahora podemos atribuirle beneficios químicos antiinflamatorios conocidos como ginsenósidos. El uso de ginseng ha sido acreditado en la mejora de las funciones del cerebro incluidas la memoria, comportamiento y el ánimo.

El ginseng también es muy bueno para dar soporte inmune, estabilizar el azúcar en la sangre y la energía en general. Algunos estudios sugieren que puede ayudar con la disfunción eréctil. Es difícil agregarlo a la dieta ya que la raíz se puede comer cruda, al vapor o en tés. Es dulce y ligeramente picante lo que hace que se lleve bien con las sopas y frituras.

5. Bálsamo de limón

El bálsamo de limón es miembro de la familia de mentas con un sabor a limón que hace un té muy sabroso. Es comúnmente usado para el insomnio y la ansiedad al igual que para el estómago indispuesto. Sin embargo, un estudio del 2003 determino que el bálsamo de limón puede mejora las funciones cognitivas para las personas que padecen Alzheimer.

Otro estudio del 2014 evaluó la habilidad de personas saludables a hacer tareas cognitivas que tenían que ver con la concentración, memoria, y con las matemáticas. Las personas que habían tomado bálsamo de limón antes de la evaluación tuvieron un mejor puntaje que aquellos que no lo tomaron.

El bálsamo de limón es comúnmente utilizado para hacer té, pero también sabe muy rico en platillos de pollo. Por supuesto puede comprar pastillas si así lo prefiere.

Conclusión

No es solo sencillo incluir estas hierbas en su dieta, también es ¡divertido! Ya sea que haya encontrado un nuevo té favorito para su tiempo a solas o haya aprendido un nuevo platillo para sorprender a su familia, será recompensado con un pensamiento más claro y mejor desempeño en el trabajo, escuela y hogar. Mantener su cerebro fuerte durante su vida también disminuirá las probabilidades de que sufra de demencia años después.

Eso no es todo lo que hacen estas hierbas. Todas contienen antioxidantes y antiinflamatorios que proveen protección contra el cáncer, enfermedades del corazón, diabetes y más. También podrá notar que tiene menos dolor en las articulaciones.

Las hierbas son fantásticas porque tienen pocos efectos colaterales. Sin embargo, si tiene alguna enfermedad preexistente o si toma medicina prescrita por su doctor, vale la pena platicarlo con él o ella antes de empezar con un régimen de hierbas. Algunas hierbas en dosis altas pueden intervenir con ciertos medicamentos.

Compruebe también

Consumir champiñones puede reducir las probabilidades de depresión

Octubre y noviembre es la temporada de recogida de setas y champiñones que aparecen en zonas húmedas, un alimento …