Louboutin recupera memoria de infancia para retrospectiva en París

Por Michaela Cabrera

PARÍS, 24 feb (Reuters) – El edificio en París que inspiró la obsesión del diseñador Christian Louboutin con los tacones de aguja es, casi medio siglo después, el lugar que albergará una restrospectiva de su carrera.

Louboutin, reconocido por sus zapatos con suelas pintadas de rojo, solía ir al Palais de la Porte Dorée para mirar sus exhibiciones cuando era pequeño.

Recuerda un cartel con la imagen de un zapato de tacón con una línea roja sobre él, prohibiendo a las mujeres usar stilettos, con el fin de proteger los pisos de madera.

Louboutin pasaba horas reproduciendo esa imagen en sus cuadernos de bocetos, sentando las bases de su carrera como diseñador.

«Le debo mucho al dibujo», dijo a Reuters. «Lo reproduje mucho, cambiando un poco los colores, cambiando un poco la forma, pero siempre dibujaba (…) un zapato de perfil, sin saber que podría ser una profesión».

Tras formarse en varias casas de modas en París, Louboutin fundó su marca propia y una tienda en 1991. Atrajo a clientes de alto perfil, como estrellas de cine, músicos y miembros de la realeza.

Mientras trabajaba en un prototipo, vio que una persona a su lado se pintaba las uñas. Tomó su esmalte y trató de poner algo de la pintura en la suela de un zapato.

«Fue una revelación», recuerda. «Se convirtió en marca registrada y me alegra mantenerla».

La exhibición, titulada «Christian Louboutin l’Exhibition[iste]» despliega las inspiraciones detrás de la obra del artista, los hitos en su carrera, y a artistas contemporáneos que han reinterpretado su trabajo.

La exhibición, que abre el 26 de febrero, incluye un cartel con la señal que lo inspiró y los zapatos que usó su primera cliente de alto perfil: la princesa Carolina de Mónaco.

Hay una sala completa dedicada a sus zapatos «nude», que buscan tener el mismo tono de la piel de la persona que los lleva, y una instalación intrincada hecha de plata tiene un zapato de cristal gigantesco en su centro.

Otra sección es para las fotografías que el cineasta David Lynch tomó de los zapatos del artista, presentándolos como objetos fetiche sexualizados.

«Yo no soy un fetichista pero puedo entender que en mi trabajo existen elementos que uno puede convertir en fetiche», declaró Louboutin.

(Escrito por Christian Lowe; Editado en español por Janisse Huambachano)

tagreuters.com2020binary_LYNXNPEG1N1I5-BASEIMAGE

tagreuters.com2020binary_LYNXNPEG1N1I8-BASEIMAGE

Compruebe también

Elon Musk rompe récord de ganancias y es el más rico del planeta

El director general de Tesla tuvo un día que será recordado durante mucho tiempo. Gracias …