Ahora, ¡a gobernar!, por Morel Rodríguez Ávila

Reitero, una vez más, mi sincero agradecimiento al pueblo insular por la confianza puesta en nosotros. El triunfo alcanzado bien representa el profundo deseo de cambio que se le sale del corazón a los neoespartanos que, con todo derecho, reclaman la calidad de vida, el progreso y desarrollo que perdieron en los últimos nueve años de equivocadas gestiones. Y, sin duda alguna, igualmente evidencia la raigambre democrática de los margariteños y cochenses, amantes de la paz, dados al diálogo y al entendimiento, consustanciados con su terruño, comprometidos con Venezuela.

Nuestra tarea, en lo adelante, está claramente definida: busca el rescate de Nueva Esparta. Y, en lograrlo, pondremos todo empeño. Un accionar duro, difícil. Un reto que aceptamos con toda responsabilidad y que haremos realidad. Nuestro gobierno, que será de todos y para todos, buscará el apoyo de todos los sectores, porque será un gobierno colectivo. No fallaremos.

En mi primer encuentro con el señor presidente Nicolás Maduro en su despacho del Palacio de Miraflores, fuimos claros al exponer los puntos más centrales de lo que será nuestro gobierno y el jefe del Estado, atento y cordial, se mostró muy interesado y receptivo a nuestros planteamientos, reiterando sus públicos anuncios de entendimiento y cooperación con los mandatarios regionales lo cual, en nuestro caso agradecemos. Planes, proyectos y programas, factibles, posibles, necesarios y urgentes de concretar le serán presentados para ir concretando el rescate de Nueva Esparta prometido.

Al término del positivo encuentro dije a la prensa, y lo reitero en este artículo, que vengo a trabajar por Nueva Esparta y no caer en diatribas políticas para dar excusas, porque mi prioridad es el bienestar, el desarrollo y el progreso de todos los neoespartanos que confiaron en mí para salir de la crisis.

Durante mi campaña fui escrutando en cada rincón de Margarita y Coche la problemática en que vive nuestra gente, valga resumir su aguda situación en la ausencia total de los servicios públicos, sístole y diástole de un acertado desarrollo su existencia y adecuado funcionamiento, y muralla inexpugnable que encierra e impide el verdadero progreso de los pueblos impidiéndole su necesario crecimiento. Expresé en mítines, asambleas, reuniones y demás actos que el basamento de mi campaña fue, el entendimiento y la participación, porque todos estamos interesados en salir de la crisis y para eso todos debemos sumar, y así, desde ya lo estamos poniendo en práctica. Repito: en mi lenguaje no existe el sectarismo, menos voy a practicar la exclusión político- partidista, porque primero está Nueva Esparta y Venezuela.

Ahora, ¨¡a gobernar!, encomendados a Nuestra Patrona, la Santísima Virgen del Valle y a Nuestro Santo Cristo, el Viejo de Pampatar, emprendemos el camino de la recuperación de Nueva Esparta.

@MorelRodriguezA

Compruebe también

Ni aprenden ni olvidan por José Gregorio Rodríguez

Ni aprenden ni olvidan la oposición venezolana es igual alos borbones Referendum Revocatorio o presidenciales 2024