Salud Sexual: La Información es la clave

Cuando hablamos de salud sexual, estamos incluyendo allí una gran cantidad de temas a los que debemos prestar atención. Algunos de ellos son:

  • Beneficios del sexo en general
  • Regulación de la fecundidad
  • Prevención y control de las enfermedades de transmisión sexual
  • Educación Sexual
  • Atención materno-infantil
  • Prevención de enfermedades
  • Métodos anticonceptivos
  • Fertilidad y Embarazo

Enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual, también conocidas como ETS o como enfermedades venéreas- se contagian de persona a persona por contacto íntimo (que se produce, casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales). Los agentes productores incluyen bacterias, virus (como el del herpes), hongos e incluso parásitos (como el ácaro llamado «arador de la sarna», o los piojos, llamados ladillas).

Aunque casi todas las ETS tienen tratamiento, hay algunas -como las producidas por virus (el sida, por ejemplo)- que nunca se curan de manera definitiva, sino que permanecen sin manifestarse dentro del organismo al que han infectado, reapareciendo de vez en cuando en forma cíclica.

Actualmente existen alrededor de 30 tipos de ETS, de las cuales 26 atacan principalmente a las mujeres y 4 a ambos sexos.

Disfunciones Sexuales

Otro aspecto importante para cuidar nuestra salud sexual es informarnos y conseguir asistencia para tratar problemas relacionados con las disfunciones sexuales. En muchas ocasiones, por falta de un correcto aprendizaje sexual, se sufre de disfunciones que tienen una cura en el mercado.

Disfunción sexual se refiere a las dificultades experimentadas durante cualquier etapa del acto sexual (que incluye deseo, excitación, orgasmo y eyaculación).

Las causas de las disfunciones sexuales pueden ser físicas, psicológicas o ambas.

Métodos Anticonceptivos

Al momento de elegir qué métodos anticonceptivos emplearemos para mantener relaciones sexuales con nuestra pareja, es fundamental concurrir al doctor para que nos asesore al respecto.

Como en casi todo lo relacionado con el sexo, en el tema de los métodos anticonceptivos existe mucha información errónea o inexacta circulando, y ser aconsejados por alguien que no está bien capacitado para ello, puede acarrearnos serios inconvenientes (no sólo un embarazo no deseado, sino también la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual).

Si bien el preservativo y la píldora anticonceptiva son dos de los métodos más empleados en el presente, principalmente debido a su practicidad y efectividad, también existen muchos otros que conviene conocer: espermicidas, diafragma, esponja anticonceptiva, cápsula cervical, dispositivo intra uterino (DIU), ligadura de trompas, vasectomía, etc.

Hay quienes aún confían en métodos otrora muy utilizados, como el coito interrumpido o el método del calendario, aunque su uso ha ido decayendo debido a los grandes riesgos que conllevan.

Masturbación

Para mantener una vida sexual saludable, también es necesario derribar los mitos y tabúes con respecto a la masturbación, entendiendo que no existe ninguna evidencia científica ni médica que señale que la masturbación manual dañe la salud física o mental: ni hace crecer pelos en la palma de la mano, ni encoge los genitales ni afecta al crecimiento (como pensaban generaciones anteriores).

Por el contrario, las evidencias señalan elementos muy positivos de la masturbación sobre el cuerpo humano, entre los cuales se destaca la disminución de la probabilidad de sufrir cáncer de próstata y una baja sensible en los niveles de estrés.

Sexo y Belleza

Hoy en día se sabe que existe una estrecha relación entre una buena salud sexual y la belleza.

¿Cómo es esto? Pues muy sencillo: mantener relaciones sexuales satisfactorias es una excelente actividad física, que nos ayuda a quemar calorías y rejuvenecer nuestro cuerpo, dándonos también más energía y vitalidad.

Los beneficios del sexo para nuestra salud son muy numerosos. Lo cierto es que vale la pena saber que disfrutar de una buena sexualidad nos permitirá aspirar a ser más longevos, vernos más jóvenes y transitar más felices durante el día a día.

Recuerda: Aprender sobre los cuidados básicos que debemos tener y aprender a conocernos a nosotros mismos, son las claves para lograr una vida sexual más sana, placentera y divertida.

Notiespartano

Compruebe también

Qué significa el «Slow sex», motivos por los que deberías probarlo

Hay tantas maneras de disfrutar la sexualidad que no somos muy conscientes de que podríamos …