¿Por qué debemos consumir frutas y verduras?

Mantener una alimentación balanceada con frutas y verduras es indispensable para tener una buena salud y que nuestro organismo funciona adecuadamente.

Cada grupo alimenticio nos aporta diferentes nutrientes que ayudarán en el buen funcionamiento de diferentes procesos y repercutirán en nuestro bienestar. Y estas no pueden faltar en nuestra dieta diaria.

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumirlas diariamente para mantenernos sanos y prevenir la aparición de enfermedades.

Lo recomendable para llevar una dieta balanceada es consumir cinco raciones de fritas y verduras al día. Que aportarán a nuestro organismo agua, vitaminas como la C, del grupo B, K y E, ácido fólico, minerales como el potasio, magnesio, calcio, hierro, fósforo, fitoquímicos y fibra..

Beneficios de consumir frutas y verduras

Fuente de vitamina: esta es casi la única manera de consumir vitamina C de manera natural, por lo que su consumo regular es indispensable para una dieta balanceada y mantenernos sanos.

Nutren los órganos y sistemas del cuerpo: las distintas vitaminas y minerales presentes en los alimentos vegetales nos ayudan a fortalecer todas las células. Así como órganos y sistemas del cuerpo. Aunque es recomendable consumir las frutas enteras, también podemos disfrutarlas en batidos o licuados. Y lo mismo con los vegetales y hortalizas; podemos comerlas crudas, en caldos, en purés, etcétera.

Elimina toxinas: su alto contenido de agua favorecerá la eliminación de toxinas presentes en nuestro organismo y al mismo tiempo nos mantendrá hidratados.

Adiós a las enfermedades: contienen antioxidantes que protegen frente a enfermedades relacionadas con la degeneración del sistema nervioso, enfermedades cardiovasculares e incluso el cáncer.

Intestino saludable: las frutas y verduras contienen gran cantidad de fibra, lo que permitirá regular el buen funcionamiento de nuestro intestino y evitará el estreñimiento.

Buena digestión: las frutas y verduras ayudarán a la buena digestión de otros nutrientes, aumentarán el volumen intestinal y te ayudará a mantener el apetito a raya. Se recomienda consumirlos crudos para obtener todos sus nutrientes, ya que su cocción podría disminuir la cantidad de nutrientes presentes en los alimentos.

Compruebe también

Así puedes tratar en casa un absceso dental

Un absceso es básicamente la acumulación de pus en alguna cavidad del cuerpo producto de …