Estadounidenses y rusos hablarán la próxima semana sobre el ransomware

La página de internet de Kaseya se ve a través de una lupa frente a una pantalla donde se despliegan códigos binarios en esta ilustración realizada el 6 de julio de 2021. REUTERS/Dado Ruvic

WASHINGTON, 6 jul (Reuters) – Los ataques de ransomware a empresas estadounidenses, como el último centrado en la firma de tecnología de información Kaseya de Florida, se discutirán en una reunión de funcionarios de alto rango estadounidenses y rusos la próxima semana, dijo el martes la Casa Blanca.

«Esperamos tener una reunión la próxima semana centrada en los ataques de ransomware», dijo la portavoz Jen Psaki a periodistas.

El ataque de ransomware del viernes afectó los datos de cientos de pequeñas empresas en todo el mundo, incluidas muchas en Estados Unidos. Sin embargo, Kaseya dijo en un comunicado el martes que nunca fue una amenaza para la infraestructura crítica de Estados Unidos.

El ciberataque fue el más reciente de una serie de intrusiones por parte de piratas informáticos que han hecho un lucrativo negocio de mantener los datos de las organizaciones como rehenes a cambio de pagos en moneda digital.

Aunque los ciberdelitos han ocurrido durante años, los ataques se han intensificado drásticamente en los últimos tiempos, y una intrusión en Colonial Pipeline en mayo trastornó el suministro de gasolina en la costa este de Estados Unidos.

Psaki dijo que el presidente Joe Biden se reunirá con funcionarios del Departamento de Justicia, el Departamento de Estado, el Departamento de Seguridad Nacional y la comunidad de inteligencia el miércoles para discutir el ransomware y los esfuerzos de Estados Unidos para contrarrestarlo.

El hackeo que afectó a los clientes de Kaseya -muchos de los cuales son proveedores de servicios gestionados para terceros- no tuvo el mismo impacto en Estados Unidos que el rescate de Colonial Pipeline. Los trastornos en otros lugares fueron más graves.

En Suecia, muchas de las 800 tiendas de comestibles gestionadas por la cadena Coop todavía están en proceso de recuperación del ataque, que dejó fuera de servicio a la mayoría de sus supermercados.

En Nueva Zelanda, 11 escuelas y varias guarderías se vieron afectadas.

El organismo alemán de vigilancia de la ciberseguridad, BSI, dijo el martes que tenía conocimiento de tres proveedores de servicios informáticos en Alemania que se habían visto afectados, y un portavoz estimó en varios cientos las empresas damnificadas.

Los piratas informáticos que se han atribuido la responsabilidad de la brecha han exigido 70 millones de dólares para restaurar todos los datos de las empresas perjudicadas, pero se han mostrado dispuestos a moderar sus exigencias en conversaciones privadas con un experto en ciberseguridad y con Reuters.

Notiespartano/Reuters

Compruebe también

EEUU dispuesto a aumentar tropas en Europa del Este si Rusia ataca a Ucrania

EEUU responderá afirmativamente" si sus aliados de Europa del Este solicitan una mayor presencia militar en caso de un ataque ruso a Ucrania