Kim admite «tensa» situación alimentaria en Corea del Norte

El líder norcoreano Kim Jong Un advirtió este miércoles (16.06.2021) de una posible escasez de alimentos en Corea del Norte, sonando las alarmas en un país que sufrió una devastadora hambruna en los años 1990 que dejó cientos de miles de muertos.

Al inaugurar una importante conferencia política, Kim reconoció que la situación alimentaria de su país es «tensa», informó la prensa estatal.

En una reunión plenaria del comité central del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea, Kim dijo que la economía mejoró este año, con un crecimiento industrial de 25%, informó este miércoles la agencia noticiosa oficial KCNA. Sin embargo, dijo que «la situación alimentaria del pueblo se está poniendo tensa porque el sector agrícola no logró cumplir su plan de producción de granos debido a daños causados por el tifón del año pasado».

Kim pidió acciones para minimizar el impacto de tales desastres naturales, y dijo que asegurar una buena cosecha es la «prioridad máxima».

Corea del Sur había sonado las alarmas

El Instituto de Desarrollo de Corea, un centro de estudios del gobierno surcoreano, dijo el mes pasado que su par del Norte podría enfrentarse a una escasez de alimentos de alrededor de un millón de toneladas este año.

Hasta ahora los observadores que evalúan la situación en Corea del Norte aún no han visto una hambruna masiva o de inestabilidad, aunque algunos analistas dicen que las condiciones podrían estar alineadas para una tormenta perfecta que desencadene el pánico entre la población.

El empobrecido país, que enfrenta numerosas sanciones internacionales por sus programas de armas nucleares y de misiles balísticos, ha luchado por alimentarse en medio de una escasez crónicas de alimentos.

Pandemia e inundaciones golpearon alicaída economía

El año pasado, la pandemia del coronavirus y una serie de tormentas e inundaciones agravaron la situación de su alicaída economía.

En la reunión se discutió también la prolongada pandemia del coronavirus, según KCNA.

Corea del Norte tiene una infraestructura médica deficiente y sufre una severa falta de medicamentos, por lo que expertos temen que un brote de coronavirus tendría un grave impacto en el país.

El país impuso un cierre estricto en enero del año pasado para impedir la entrada del coronavirus desde China, y asegura que no ha registrado casos de COVID-19, una versión que ha sido puesta en duda por analistas.

El cierre de fronteras con China, de la cual depende la economía norcoreana, tuvo un impacto devastador y llevó el comercio bilateral al mínimo.

Notiespartano/DW.com

Compruebe también

Blinken advierte a Rusia de “graves consecuencias” si ataca a Ucrania

Blinken advirtió este martes a Rusia de que tendrá que hacer frente a "graves consecuencias” si ataca a Ucrania