Francisco Allen: El dólar es la moneda de uso preferida por criollos

El economista Francisco Allen asegura que en los actuales momentos el país vive una economía dualizada. “Estamos en un momento atípico en la historia de Venezuela. La moneda preferida para toda transacción es el dólar. La dolarización de facto sea ido normalizando. La mayoría de los venezolanos recibe gradualmente esta moneda”.

“Ya por mucho el dólar pasa a ser la moneda de uso preferida por los venezolanos. Casi tres cuartas partes de la población manejan este tipo de divisas. Esto ha dinamizado el comercio y la economía de la nación”, dijo Allen, quien fue entrevistado por el director del Diario 2001, Juan Ernesto Páez-Pumar, en su programa semanal La Conversa 2.0.

Igualmente, recordó que Venezuela tiene siete años de recesión económica con una caída del Producto Interno Bruto (PIB).

Mejoras

“La entrada del dólar sinceró los precios. Estamos lejos de salir de la crisis, pero vamos en camino. La manera correcta es llamarla economía dualizada, en donde hay uno nichos en particular que están floreciendo frente a la crisis y otros que están completamente deprimidos. Son dos realidades puestas”.

Allen, quien es gerente de la Unidad de Análisis de Económico de Datanalisis, afirma que algunos comercios crecen y coloca como ejemplo los bodegones, dice que la proliferación de este tipo de comercio no es un espejismo, pues a su juicio hay grandes empresas de producción local con un importante números de activos que no le va bien en estos momentos. “Son realidades opuestas”.

Acotó que “algunas profesiones han tenido mejoría con la dualización de precios”, pero aclaró que hay otras que aún no perciben el pago en divisas. “Esa desigualdad, esa brecha cada vez crece más”.

A su juicio los controles de precios, que trata de imponer el Estado venezolano, no deberían ser ejecutados. “Hemos pasado en múltiples oportunidades por este tipo de medida. Cuando teníamos los productos de la canasta básica controlados teníamos un problema de escasez, racionamientos o colas atadas. No creo que esa sea la solución. En Venezuela lo que tenemos que fomentar la competencia”.

Explicó que cuando la inflación crece a un ritmó más acelerado que la tasa de cambio (tanto paralelo como la del Banco Central de Venezuela), el valor del dólar se queda rezagado y esa brecha hace que se incremente el precio en dólares. “No hay un inflación en dólares, lo que existe es un desfase”, aseguró el experto.

Distorsión

“Tenemos una economía con muchas distorsiones. No tenemos la estabilidad de otros países que tienen al dólar como moneda principal entonces eso hace que el dólar se encarezca. Hay que fomentar la competencia, tenemos que abrir la puerta de todos los productos para que el usuario tenga la oportunidad de escoger y así dinamizar el comercio”, acotó.

Allen es partidario de que las divisas tienen que permear la economía, pues asegura que si esto pasa la economía se va a estabilizar. “Hace falta diversificar y propiciar otros tipos de actividades económicas. Los bodegones son solo una pequeña muestra de lo que es el comercio”.

Sostiene que los bodegones son un grupo muy pequeños de comercios y no está dirigido a todo el pueblo. “Dos nichos muy distintos. Un grupo que percibe dólares y otro grupo que no maneja este tipo de divisas, mientras este último no maneje moneda dura, esto no va a hacer sostenible”.

Allen comenta que la industria petrolera debe ser rescatada, pero a la vez argumenta que hay otros sectores económicos de Venezuela que deben ser priorizados para que el país no dependa tanto del “oro negro”.

Diversificar y el dólar

“Debemos solucionar otros tipos de problemas: seguridad, comunicación y el turismo, este puede dar muchos frutos”, aclara. “Venezuela tiene una potencialidad bastante grande se al turismo se refiere, pero hay que trabajar en eso. No es una diversificación a lo loco, sino hay que tomar en cuenta algunos sectores específicamente”.

Para Allen, “hay tres elementos que han afectado la actividad comercial y al consumidor. Esos son La pandemia, la escasez de combustible y la crisis económica. “Eso ha incidido al consumidor venezolano. El consumidor ha cambiado su estrategia de consumo y eso genera que cambie los patrones”.

“Las compras han pasado a la parte digital. No se abandona el comercio en sitio, pero el comercio digital ha repuntado en los últimos meses. El consumidor compra a través de redes sociales, aplicaciones y en delivery. Es algo que llegó para quedarse”, dice.

Para él, este último tema es lo que ha cambiado en el usuario que vive en Venezuela, pues la pandemia reformó el hábito del ciudadano.

Notiespartano/2001

Compruebe también

Falta de buques y alta demanda de carga genera aumento de fletes

El representante de la Comisión Puerto Aduana de la Cámara de Comercio aduanero del puerto …