Disminuyen los casos del virus en India, pero la OMS alerta sobre las zonas rurales

NUEVA DELHI, 17 may (Reuters) – India informó el lunes de un nuevo descenso de los nuevos casos de coronavirus, pero las muertes diarias siguieron superando las 4.000 y los expertos afirmaron que el recuento no era fiable debido a la falta de pruebas en las zonas rurales, donde el virus se está extendiendo rápidamente.

Desde hace meses, ningún lugar del mundo se ha visto más afectado que la India por la pandemia, ya que una nueva cepa del virus contribuyó a un aumento de las infecciones que se ha elevado a más de 400.000 diarias

Incluso con el descenso de los últimos días, los expertos afirmaron que no hay certeza de que las infecciones hayan alcanzado su pico, y hay una alarma creciente tanto en el país como en el extranjero por la variante B.1.617, altamente contagiosa, detectada por primera vez en la India.

«Todavía hay muchas partes del país que no han experimentado el pico, todavía están subiendo», dijo la científica jefe de la Organización Mundial de la Salud, Soumya Swaminathan, en el periódico Hindu.

Swaminathan señaló la «altísima» tasa de positividad nacional, de alrededor del 20% de las pruebas realizadas, como señal de que quizá no se haya superado lo peor de la crisis en el país.

«Las pruebas siguen siendo inadecuadas en un gran número de estados. Y cuando se observan altas tasas de positividad en las pruebas, está claro que no estamos realizando suficientes pruebas».

«Así que las cifras absolutas no significan nada si se toman por sí solas, sino que hay que considerarlas en el contexto de la cantidad de pruebas que se realizan y de la tasa de positividad de las mismas».

Tras haber empezado a descender la semana pasada, el Ministerio de Sanidad cifró el lunes en 281.386 los nuevos contagios de las últimas 24 horas, bajando por debajo de los 300.000 por primera vez desde el 21 de abril. El recuento diario de muertes se situó en 4.106.

Al ritmo actual, el número total de casos en la India desde que se declaró la epidemia hace un año debería superar la marca de los 25 millones en los próximos días. El total de muertes se ha cifrado en 274.390.

Los hospitales han tenido que rechazar a pacientes, mientras que los tanatorios y crematorios no han podido hacer frente a la acumulación de cadáveres.

Las fotografías y las imágenes de televisión de piras funerarias ardiendo en aparcamientos y de cadáveres que aparecen en las orillas del río Ganges han alimentado la impaciencia respecto a la gestión de la crisis por parte del Gobierno.

Los observadores creen que las cifras oficiales subestiman el impacto real de la epidemia, y algunos expertos afirman que las infecciones y muertes reales podrían ser de cinco a diez veces mayores.

ESPEJISMO

Mientras que la primera oleada de la epidemia en la India, que alcanzó su punto álgido en septiembre, se concentró en gran medida en las zonas urbanas, donde las pruebas se introdujeron con mayor rapidez, la segunda oleada, que estalló en febrero, está arrasando en las ciudades y pueblos rurales, donde viven aproximadamente dos tercios de los 1.350 millones de habitantes del país, y las pruebas en esos lugares son muy irregulares.

«Este descenso de los casos confirmados de COVID en India es un espejismo», dijo en Twitter S. Vincent Rajkumar, profesor de medicina de la Clínica Mayo de Estados Unidos.

«En primer lugar, debido a la limitación de las pruebas, el número total de casos es una enorme subestimación. En segundo lugar, los casos confirmados solo pueden darse donde se puede confirmar: las zonas urbanas. Las zonas rurales no se están contabilizando».

Se espera que un ciclón que está a punto de llegar a la costa de Gujarat el lunes interrumpa tanto las pruebas como los esfuerzos de vacunación en el estado natal del primer ministro Narendra Modi, donde los contagios han aumentado un 30% desde el 2 de mayo.

Aunque los confinamientos han ayudado a limitar los casos en partes del país afectadas durante un aumento inicial de infecciones en febrero y abril, como Maharashtra y Delhi, las zonas rurales y algunos estados están lidiando con nuevos aumentos.

El domingo, el Gobierno publicó directrices detalladas para el seguimiento de los casos de COVID-19, y el Ministerio de Sanidad pidió a los pueblos que buscaran a personas con síntomas similares a la gripe y les hicieran pruebas de COVID-19.

Modi ha sido criticado por sus mensajes a la población, por su decisión de dejar las decisiones clave sobre los confinamientos a los estados y por la lentitud de la campaña de inmunización en el mayor productor de vacunas del mundo.

India ha vacunado completamente a poco más de 40,4 millones de personas, el 2,9% de su población.

Un importante virólogo declaró a Reuters el domingo que había dimitido de un foro de asesores científicos creado por el Gobierno para detectar variantes del coronavirus.

Shahid Jameel, presidente del grupo de asesores científicos del foro conocido como INSACOG, declinó decir por qué había dimitido, pero dijo que le preocupaba que las autoridades no estuvieran prestando suficiente atención a los datos al tomar decisiones.

(Seguimiento de la vacunación mundial: https://graphics.reuters.com/world-coronavirus-tracker-and-maps/vaccination-rollout-and-access/)

(Reporte de Neha Arora, Tanvi Mehta en NUEVA DELHI y Rama Venkat en Bengaluru; redacción de Simon Cameron-Moore, edición de Robert Birsel y Gareth Jones, traducido por Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXNPEH4G0CV-BASEIMAGE

Compruebe también

Pandemia refuerza el populismo de derechas en Europa

Pandemia ha aumentado el respaldo de los movimientos populistas de derechas en Europa, según estudio del Foro de la Midem