Huyendo hacia adelante por José Gregorio Rodríguez

Patético el espectáculo protagonizado esta semana por el gobernador Alfredo Díaz, y altos funcionarios del gobierno regional, quienes negaron públicamente que los legisladores Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Nueva Esparta (Clebne), habían rechazado el informe de gestión político-administrativa correspondiente al ejercicio fiscal del año 2020.

El lunes en la tarde el secretario de gobierno negó la veracidad de la información que daba cuenta del rechazo del Clebne  a la memoria y cuenta del gobierno regional, y calificó de disparate las versiones que circularon ese día sobre la materia y además se atrevió a afirmar como si de un sabio pontífice de la política regional se tratara, que “lo nuevo dentro de este escenario político es el uso que unos pocos desfasados quieren darle, convirtiéndolo en una campaña de descrédito”.

Pero se le vieron las cicatrices al herido cuando exhortó a “todos los que ampliamente respaldan al gobernador Alfredo Díaz, a rechazar estas versiones infundadas y llenas del odio, que bien ha sabido difundir el actual mal gobierno nacional”.

Lo más lamentable del asunto, es que el gobierno regional conocía que el informe había sido rechazado por el Clebne y en lugar de preparar una respuesta convincente, acudieron a cualquier cantidad de artilugios para demorar el recibimiento de la comunicación oficial del poder legislativo regional  llegando incluso a decir que no contaban con suficiente personal para la recepción de documentos, por la semana de “cuarentena radical”, reconociendo expresamente que, en el despacho del gobernador aplican de manera muy particular el 7X7, trabajan siete días y descansan los siete siguientes.

En principio, en el llamamiento del segundo en el mando del gobierno regional y jefe de la campaña para la reelección de Alfredo Díaz, se notó la desesperación y solo le faltó exhortar a todos los que todavía respaldan al gobernador, a mantenerse solidarios con quien calificó como “el auténtico líder regional”. A los pocos minutos se anunció que esas declaraciones eran la posición oficial de la gobernación sobre el asunto.

Por su parte, el gobernador respondió denunciando una campaña sucia en su contra, recordando que fue concejal y alcalde en repetidas oportunidades pero sin ofrecer respuesta a las preguntas que incluso muchos de sus seguidores le formularon por las redes sociales.

¿Es verdad que las partidas presupuestarias 4-01, 4-04, y 4-07 son despilfarradas por altos funcionarios de la Gobernación que las manejan a su antojo?

¿Es verdad que los fondos que la Fundación Suma Voluntades gasta en actividades proselitistas en el municipio Península de Macanao, promocionando la reelección del gobernador y la candidatura a alcalde de un personaje local y que administra a discreción el Director de Finanzas de la Gobernación y jefe de campaña para la reelección de su jefe en ese municipio, salen de las arcas del gobierno regional?

En medio de la polémica que se producía en las redes sociales, en los partidos políticos, en programas de radio y en cuanto mentidero político existe en estas islas, apareció la joven y combativa presidenta del Clebne, Ruddy Rodríguez, quien al precisar las razones del rechazo de la memoria y cuenta del gobernador, declaró: “La Comisión Permanente de Finanzas, Economía y Contraloría del Clebne, revisó y analizó la información presentada, cuyo contenido poco transparente, impreciso e incongruente pone en evidencia la absoluta y total incapacidad e ineficiencia del mandatario regional para dirigir a Nueva Esparta”.

“Este Consejo Legislativo ha aprobado todos los créditos enviados por el tesoro nacional e incluso los correspondientes a recursos propios del Ejecutivo Regional, sin embargo el ciudadano gobernador no los ha ejecutado en beneficio del pueblo neoespartano. Al cierre del período fiscal 2020 hubo excedentes importantes, pero extrañamente fueron traspasados a otras partidas”.

“Mientras el Jefe de Estado Nicolás Maduro, decretó la emergencia sanitaria por la pandemia del Coronavirus, en marzo del año pasado, el Ejecutivo Regional no destinó recursos ni aportó equipos especiales a instituciones como Protección Civil, Cuerpo de Bomberos, ni Iapolebne, para efectuar los procesos de desinfección, ni mascarillas, ni guantes ni alcohol, lo cual fue garantizado y proporcionado por el Gobierno Nacional”.

“Sí el gobernador realmente usará los recursos para atender las necesidades del pueblo de Nueva Esparta, no le quedarían excedentes para sus partidas predilectas. Las y los legisladores lo exhortamos a pagar las deudas pendientes con proveedores, funerarias y todos aquellos que de buena fe han prestado servicios a la gobernación del Estado, porque él irresponsablemente no cumple con sus compromisos”.

“El director de Administración de las Finanzas Públicas, en su memoria y cuenta, afirma que el 53,42% del presupuesto general del Ejecutivo Regional, fue destinado a transferencias y donaciones, pero es imposible precisar y confirmar si realmente hay beneficiarios que recibieron, porque no suministraron datos ni soportes administrativos”.

“Durante el análisis y revisión del informe, se evidenció que el gobernador no hizo aportes, no entregó créditos ni invirtió en sectores tan importantes como la salud, pesca y emprendedores, así como en otras áreas que contribuyan al desarrollo económico y social».

Para rematar, la presidenta del Clebne informó que «que la Comisión Permanente de Finanzas, Economía y Contraloría de este Cuerpo Legislativo, presidida por Kendy Graterol, solicitó a la Contraloría y a la Fiscalía Superior de Nueva Esparta, inicien los procedimientos legales a que haya lugar, por las inconsistencias, imprecisiones y ausencia de información verificable».

Todo está claro, por eso huyeron hacia adelante, conocían que la memoria y cuenta  había sido rechazada unánimemente por los legisladores del Clebne, no podía ser de otra manera, no por razones políticas sino fundamentalmente porque fue un informe “impresentable”, que como dice la diputada Ruddy Rodríguez, está lleno de “irregularidades e inconsistencias”.

Las redes sociales se “viralizaron” cuando con el ingenio y la picardía del pueblo neoespartano, al gobernador y sus más cercanos colaboradores los señalaron de “huir hacia adelante”, y les recordaron la estrofa de una canción del payaso Popy: “Corre, corre, corre caballito. Corre, corre, corre, corre, correlón”…

JoséGregorioRodríguez/Jotaerre577@gmail.com

Compruebe también

La lección del Maestro Normalista por Manuel Manuel Avila

La lección de su vida al hacerle ver que en políticas no hay enemigo pequeño.