Provincia Argentina de Formosa protesta en contra de regresar al aislamiento

La provincia argentina de Formosa registró este viernes (05.03.2021) fuertes incidentes luego de que la Policía local reprimiera con dureza a manifestantes que protestaban en rechazo a la vuelta a la fase más dura de aislamiento debido a la pandemia de coronavirus.

El Gobierno de esta provincia ya había sido cuestionado por evitar el ingreso y egreso de personas de su territorio, debido a la pandemia, y por instalar centros de aislamiento que derivaron en cuestionamientos de organismos de derechos humanos. Esta vez, Formosa instauró la vuelta al aislamiento social preventivo y obligatorio desde el 4 hasta el 18 de marzo. En respuesta, habitantes y comerciantes -que no quieren cerrar nuevamente sus locales ante el declive de la economía- decidieron marchar hacia la Casa de Gobierno para protestar por la medida. La Policía armó un vallado para evitar que los grupos se acercaran a la sede del Ejecutivo provincial. Ante esto, los enfrentamientos entre manifestantes y agentes terminaron en represión policial.

Para evitar el despliegue de la protesta, la Policía lanzó a manifestantes balas de goma, palazos, patadas y chorros agua desde camiones hidrantes en el medio de la humareda generada por los gases lacrimógenos. Las imágenes de personas heridas con los brazos y el pecho ensangrentados por las balas de goma y víctimas de golpes se multiplicaban por las redes sociales y los medios locales.

«Hay ciudadanos heridos, concejales y periodistas agredidos y detenidos. Hago responsable al gobernador (Gildo) Insfrán por las consecuencias de la violencia e insto al Gobierno nacional a tomar cartas en el asunto de manera urgente y garantizar el estado de derecho en la provincia», tuiteó Luis Naidenoff, senador nacional por Formosa del partido Juntos por el Cambio.

Juntos por el Cambio es la principal coalición opositora al Gobierno del peronista Alberto Fernández, el cual es un aliado del también peronista Insfrán. Mientras transcurrían las protestas, Insfrán estuvo inaugurando una sede del Poder Judicial y el Instituto Santa Teresita, en el barrio Las Lomitas, según difundió el gobernador en su cuenta de Twitter.

Luego de los disturbios, la tensión continuaba en la provincia y los grupos manifestantes convocaban en las redes sociales a una nueva marcha.

En tanto, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) denunció a través de un comunicado en su cuenta de Twitter «el grave deterioro de la libertad de expresión en Formosa», y detalló que el periodista Maxi Galarza había sido herido y la periodista Julieta González, detenida, que se suman a atropellos anteriores.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas expresó su preocupación ya que «la respuesta de la Policía implicó el uso de violencia indiscriminada que resultó en personas heridas y detenidas», y criticó el uso de la fuerza empleada en Formosa.

Más tarde, el Gobierno de Alberto Fernández reconoció el uso desmedido de la violencia policial, pero reclamó por lo que catalogó una campaña de desprestigio. La Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Horacio Pietragalla, dijo en un comunicado que «repudia la violencia ejercida» por la Policía y señaló que «la campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial», el «uso político» de la oposición, el «constante boicot» a las medidas sanitarias y «la violencia desmedida de algunos manifestantes» no justifican «el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta».

Notiespartano/EFE

Compruebe también

Vargas Llosa pide a peruanos votar a Keiko Fujimori en segunda vuelta presidencial

MADRID, 18 abr (Reuters) – El ganador del premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa …